El 14 de febrero son muchas las personas en todo el mundo que celebran el día de San Valentín, también conocido como el día de los enamorados. Aún así, la mayoría de personas no saben quién era San Valentín y la relación que tiene este personaje con el día del amor. La realidad es que detrás de esta festividad se encuentra el sacerdote cristiano al que la Iglesia consagró durante siglos cada 14 de febrero.

Todo se remonta al siglo II en Roma, cuando el emperador Claudio II tomó la decisión de prohibir el matrimonio para los más jóvenes. Creía que los solteros sin familia serían mejores soldados ya que no contaban con ninguna atadura ni relaciones sentimentales. Pero el protagonista al que hoy en día seguimos haciendo homenaje, San Valentín, luchó contra esta orden y se jugaba la vida con el fin de unir el matrimonio de las parejas. La historia cuenta que casaba en secreto a los soldados romanos, según el Diccionario de la Cristianidad.

Pero el sacerdote fue descubierto y llevado ante el emperador, quién optó por condenarlo a muerte por decapitación, tal y como confirma la web especializada en temas religiosos Aciprensa.com. Para relacionar aún más -si cabe- la historia de este hombre con el amor, cuentan que San Valentín conoció en la cárcel a la hija ciega del carcelero, de la cual acabó enamorándose. Según la leyenda, el 14 de febrero del año 269, el día de su decapitación, la mujer recuperó la vista.

De la religión a celebrar el día del amor

En 1382, el poeta inglés Geoffrey Chaucer escribió ’El parlamento de los pájaros’, un poema que se refería al Día de San Valentín como una celebración dedicada a los enamorados. El artículo relata cómo los pájaros se juntaban para engendrar el 14 de febrero. Así, fue identificado como un encuentro amoroso. El inspector Jack B. Oruch confirma en ‘St. Valentine, Chaucer and Spring in February’ que Chaucer fue el primero en fijar esta conexión.

Por otro lado, aunque hoy en día mandar cartas a la persona que amas se haya convertido en tradición, lo cierto es que se cree que la más antigua está datada en el año 1416. Hoy en día se conserva en la Biblioteca Británica de Londres, donde explican que la nota fue escrita por el duque Carlos de Orleans a su mujer tras la batalla de Azincourt.

Después de la revolución industrial, la fiesta se globalizó y las tarjetas de felicitación acabaron extendiéndose por todo el mundo. A España llegó a mediados del siglo XX gracias a Galerías Preciados, que llevó a cabo una campaña publicitaria del ‘Día de Reyes de los enamorados’ con la que pretendió promover la ‘elegancia social del regalo’.

En la actualidad, el día de los enamorados es conocido en todo el mundo y, aunque cada país lo celebre a su manera, lo cierto es que en todas se da la compra de regalos y las cartas de amor acompañadas de dulces o flores.