La sala Bataclan ha comunicado el incidente a través de su perfil de Twitter: "Nos encontramos consternados en el día de hoy y sentimos una gran indignación". "El trabajo de Banksy, un símbolo del recuerdo que nos pertenecía a todos, a los parisinos y a los ciudadanos del mundo, nos ha sido robado", han añadido.

 

Los ataques que tuvieron lugar el 13 de noviembre de 2015 por parte de miembros de Estado Islámico dejaron 130 víctimas mortales, en su mayoría en el interior de la sala de conciertos. El resto fallecieron en varias terrazas en el este de la capital, así como en las cercanías del estadio del Estado de Francia.

La obra en cuestión, que representaba a una mujer con semblante triste y estaba pintada en una de las salas de emergencia del teatro, fue retirada por los ladrones en una furgoneta. Bansky publicó una foto de la obra en su cuenta de Instagrama el pasado mes de junio, aparentemente confirmando su autoría.