El 11 de junio de 1982 se estrenó en EE. UU. la película E.T. El extraterrestre y se convirtió, casi de manera inmediata, en una referencia del cine fantástico. Permanece de manera inmortal en nuestro recuerdo, consiguiendo que nos sigamos emocionando al escuchar una simple palabra como puede ser teléfono. Los datos nos lo confirman y es que, tal fue el boom de la película, que tan solo se ha visto superada en taquilla por otra del mismo director, Parque Jurásico. Además, ha sido también la película que más tiempo ha durado en cartelera.

Pensada por el cineasta para ayudar a otros niños en su misma situación, con padres divorciados y que se sintiesen solos, Spielberg buscaba reflejar una posible amistad entre seres de diferentes especies para lanzar un mensaje de apoyo a los jóvenes.

Muchos la catalogan como autobiográfica y es que no es la primera vez que el director plasma en sus películas algunas de sus vivencias personales.

¿Quieres saber más? Son 2 min.

El contexto. Steven Spielberg tenía en mente hacer una película de extraterrestres, ya que en su casa siempre habían tenido cabida las películas de ciencia-ficción. De hecho, llegó a encargar un guion en el que unos extraterrestres "con aspecto de diablillos" aterrorizaban a una familia de granjeros. Al director no terminó de encajarle con lo que él buscaba, algo más íntimo y personal con alguna relación entre seres de diferentes especies, y decidió dejarlo apartado. Fue grabando Indiana Jones, en busca del arca perdida cuando le vino la idea a la cabeza. Gracias a su protagonista, Harrison Ford, conoció a la que se convertiría en la guionista del gran taquillazo, Melissa Mathison, pareja entonces del actor. Mathison había escrito El corcel negro y con ello el cineasta vio su potencial. Tras contarle su idea, ella le entregó el manuscrito con 107 páginas y éste lo consideró listo para empezar el rodaje. Lo describe como "un relato honesto y conmovedor".

  • El director tenía claro que E.T. debía de ser un "disfraz", un actor más del reparto que interactuara con los niños y que consiguiese crear con ellos un vínculo afectivo. Tal fue así que Drew Barrimore se encariñó tanto con él que llegó a pensar que era real, regalándole comida y una bufanda para cuando tuviera frío. La actriz Caprice Rothe consiguió ciertos toques realistas con su actuación, como cuando se limpia con toda naturalidad los restos de sandía que le habían quedado en la comisura de los labios. La voz del extraterrestre se consiguió gracias a una mezcla de ronquidos, animales y a la actriz de doblaje Pat Welsh, que fumaba dos paquetes de cigarros al día y que fue descubierta por George Lucas de una manera inesperada, en la lavandería.
  • Al casting para el papel de Elliott se presentaron más de 300 niños y Henry Thomas fue elegido tras realizar una audición que conmocionó al director improvisando una escena en la que terminaba llorando. Thomas reconoció haber pensado en su perro fallecido para emocionarse.

 

  • La recaudación de la película fue de 359 millones de dólares en todo el mundo, convirtiéndose así en la película más taquillera de la historia hasta una década después, cuando otro largometraje de Spielberg se hizo con el número uno, Parque Jurásico, alcanzando los 978 millones de dólares.

Y mientras tanto...La Academia nominó a E.T. a nueve Óscars, entre ellos el de Mejor Película, Director y Guion Original. Finalmente fue galardonada con el Óscar a Banda Sonora Original, Efectos Visuales, Sonido y Edición de Efectos de Sonido. También fue nominada para 5 Globos de Oro en las categorías de Mejor Director, Mejor Guion y Nueva Estrella del Año (masculina). Ganó en las categorías de Mejor Película (drama) y Mejor Banda Sonora Original.

Sí, pero... Como en casi todas las series o películas, siempre hay alguien que rechaza participar en el reparto por no creer en el proyecto o por discrepancias con la remuneración. En este caso fue con la parte publicitaria. A pesar de que todo el mundo piense que los caramelos que Elliott le da a E.T. son M&M´s, en realidad se llaman Reese´s Pieces y lo cierto es que el grupo Mars, los fabricantes de M&M´s, declinó la oferta de participar en la película por pensar que los niños se iban a asustar. Gracias a ello, Reese´s Pieces que sí supieron verlo como una gran oportunidad, en tan solo dos semanas triplicaron sus ventas.

Lo mismo ocurrió con Columbia, la empresa la consideró demasiado "blanda" para tratarse de un tema de extraterrestres y renunció a comprarla. En su lugar, Universal sí compró el proyecto por un millón de dólares.

¿Aún quieres saber más? Son 30 segs.

Algunos datos que podrían interesarte.

  • En la presentación durante la jornada de clausura del Festival de Cine de Cannes, la gente aplaudió hasta en 6 ocasiones de manera inesperada durante la proyección del film. Al terminar, consiguió una ovación de 3 minutos, lo que duraron los títulos de crédito.
  • Michael Jackson se declaró seguidor de la película y se quedó con uno de los muñecos creados para la grabación.
  • Gracias a los avances de la tecnología, en la segunda edición con motivo de los veinte años del estreno, pudimos ver cómo la capa del disfraz de E.T. se movía en la mítica escena del primer vuelo en bicicleta, mientras que en la versión original ésto no ocurre.
  • La creación de la criatura costó un millón y medio de dólares.
  • El rodaje se hizo de manera continuada de septiembre a diciembre para conseguir que los niños siguiesen un hilo conductor lo más real posible.
  • La banda sonora ganadora de un Óscar fue creada por John Williams.