El puente de diciembre está a la vuelta de la esquina y el aumento de reservas ya se está empezando a notar en los negocios y en las páginas web de las agencias. En concreto, la ciudadanía viajará un 20% más que el año pasado durante este festivo, según los datos recabados por la empresa Destinia.

Siempre que la situación epidemiológica lo permita, los más afortunados podrán aprovechar estos días como un preludio de las vacaciones de Navidad. Aunque este año, el puente está interrumpido por un día de por medio ya que el 6 de diciembre, día de la Constitución, cae en lunes y el 8 de diciembre, día de la Inmaculada de la Concepción, cae en miércoles. De todos modos, los trabajadores que sí tengan puente, porque tengan libre el martes, podrán enlazar estos tres días con el fin de semana.

El año pasado Madrid permaneció cerrado perimetralmente durante 10 días cubriendo todo el puente de la Constitución y eso impidió que muchos españoles pudieran visitar esta ciudad. Este año, la capital se proclama como el destino preferido de la ciudadanía con un 43% de reservas más que la segunda ciudad del ranking, Barcelona, según el informe de Destinia. Al igual que las reservas aumentan, el precio de las mismas también. El coste medio por una noche de hotel para este puente sube un 18%, 108 euros. En este sentido, la pregunta sería: ¿dónde se puede dormir en Madrid sin que sea excesivamente caro? Te lo contamos.

Dónde alojarse barato en Madrid

El encendido de las luces de la Navidad impulsa las ganas de viajar y, por lo tanto, cada vez anticipan más este acontecimiento que tradicionalmente arrancaba en el puente de la Constitución. En Madrid, se podrá visitar el belén municipal, el mercado de la Plaza Mayor, la 'Naturaleza Encendida' del Real Jardín Botánico, Cortilandia y otros muchos más lugares navideños.

La oferta de alojamientos para poder disfrutar de este puente en Madrid llega a ser muy variada. Al ser una ciudad tan grande cuenta con todo tipo de presupuestos y tipos de viajeros. Además, actualmente, la ciudad tiene abierto el plazo para solicitar los bonos turísticos de 600 euros donde cada turista podrá ahorrarse hasta el 50% en los viajes que haga a esta Comunidad a partir de ahora.

Dependiendo de las necesidades de cada uno, se podrá optar por un hotel, apartamento, hostal o pensión, sin embargo, lo más complicado es elegir la zona ya que Madrid cuenta con 21 distritos y más de 100 barrios. En este sentido, se ha hecho una selección con seis de las mejores zonas para pasar estos días teniendo en cuenta tres variables: el transporte público, la cercanía a los puntos turísticos y el precio.

Chamberí (restaurantes, galerías y tiendas)

Es un barrio tranquilo y elegante que se encuentra un poco más alejado de los puntos turísticos. Se caracteriza por amplias avenidas con edificios, mansiones históricas, museos, librerías, restaurantes, galerías de arte…

Aunque no está en el centro y es una zona más residencial, es un punto medio que conecta con la Casa de Campo y la zona histórica de Madrid. Además, es conocido por el 'Templo de Debod' y sus vistas panorámicas donde contemplar los atardeceres. En cuanto al alojamiento, suelen predominar hostales y Airbnb a precios económicos que rondan los 35 euros.

El Templo de Debod en la oscuridad

La Latina

Estrechas calles medievales, pequeñas plazas, bares de tapas y espacios verdes son los elementos que suelen identificar a la Latina. Cada domingo, reúne a miles de ciudadanos y turistas en el Rastro, un mercado donde hay todo tipo de productos y antigüedades.

Es una zona muy económica para hospedarse (alrededor de 40 euros la noche), tiene estaciones de metro cercanas y cuenta con muchas zonas recreativas para las familias como, por ejemplo, el Zoo Aquarium de Madrid.

Gente caminando por el Rastro de Madrid

Sol

Está situada a unos metros de la Plaza Mayor y es el centro de Madrid, concretamente, aquí se encuentra el kilómetro cero (el punto de referencia para todas las carreteras de España). Es una zona comercial y bulliciosa que conecta perfectamente con otros lugares de interés para los turistas a través de metro o autobús. A pesar de ello, si eres de los que le gusta caminar, también puedes ir hasta el Palacio Real o el Museo del Prado andando. El precio del alojamiento, al igual que en todas las zonas, depende del lugar escogido, pero la noche en un apartamento puede costar menos de 40 euros si se reserva con antelación.

Gente caminado por la Puerta del Sol

Malasaña

Es un barrio bohemio y artístico que cuenta con calles estrechas como las de Chueca. Las paredes cubiertas con graffiti, tiendas de segunda mano y galerías de arte son algunos de los elementos característicos de este barrio, que transmite un ambiente alegre y multicultural. Por otro lado, tiene una oferta gastronómica muy variada; varios establecimientos han sido escenarios muy manidos para series; y su vida nocturna sigue siendo de las preferidas para los jóvenes.

Se encuentra cerca de Gran Vía y de la Calle Fuencarral, conocida por la gran variedad de tiendas que tiene. Esto facilita que te puedas mover sin necesidad de coger el metro. En relación con el alojamiento, podrás pasar una noche en un hostal por 30 euros y en un hotel por 55 euros.

Un grafitero decorando la persiana de una tienda

Retiro

Conocido como el 'pulmón verde de la ciudad', es una zona residencial que está cerca del barrio de lujo de Salamanca. Es conocido en todo el mundo por tener cerca la 'Puerta de Alcalá' y el famoso 'Parque del Retiro', el punto de quedada por excelencia de los madrileños. Por otro lado, hay que tener en cuenta que es una de las zonas más caras de Madrid y habría que elegir alojamiento cerca del Paseo del Prado o por la Calle Cervantes para que la noche costara en torno a los 45 euros.

Parque del Retiro

Gran Vía

Es la calle principal de la ciudad. Toda la zona está repleta de tiendas, cafeterías, cines y oficinas centrales de diversas empresas. Su ubicación es de las mejores ya que se encuentra cerca de Plaza España, Chueca, Sol o Plaza Mayor. En consecuencia, es una de las zonas más transitadas de la ciudad y suele estar llena de turistas. Esto provoca que el precio del alojamiento en hoteles se incremente, aunque no afecta de forma directa a los hostales ya que el precio medio de una noche es de 40 euros.

La Calle Gran Vía llena de tiendas