Pintadas en la placa homenaje a Alejandro Sanz en el puente de la M-30, rebautizado como el 'Puente del corazón partío'. Una placa conmemortativa que se descubrió ayer durante un concierto sorpresa del artista y que no ha durado ni 24 horas intacta, como han compartido algunos usuarios en redes sociales.

Las pintadas, hechas con pintura negra, tapan parcialmente el mensaje que dedica el Ayuntamiento de Madrid al cantante: "Vecino de Moratalaz, encontró la inspiración en este puente en su camino hasta el reconocimiento mundial. Madrid es la ciudad donde los sueños se hacen realidad".

 

Sobre las 21:00 horas de ayer aparecía en ese punto Alejandro Sanz acompañado por el alcalde, José Luis Martínez Almeida, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís y la delegada de Cultura, Andrea Levy, entre otros cargos. El propio Sanz y el alcalde destaparon la placa homenaje. "Es el puente de los sueños donde nos parábamos Carlos (Rufo) y yo a soñar que íbamos a ser grandes estrellas de la música y entonces nos parecía imposible pero después con el tiempo hemos descubierto que lo imposible solo tarda un poco más", afirmó el músico.

 

El cantante agradeció al Ayuntamiento de Madrid este homenaje y señaló que tras la crisis del coronavirus es "importante" volver a los escenarios, aunque sea para tocar tres canciones. A continuación, el músico interpretó tres temas clave de su carrera: 'Viviendo deprisa', 'Looking for paradise' y 'Corazón partío', precisamente el tema que bautiza a partir de ahora este puente de la M-30.