La actriz Helen McCrory, conocida por sus interpretaciones en la serie Peaky Blinders y en las películas de Harry Potter, ha fallecido a los 52 años a causa del cáncer.

Damian Lewis, marido de McCrory y también actor, ha comunicado la noticia a través de su cuenta de Twitter. "Tengo el corazón roto al anunciar que, tras una heroica batalla contra el cáncer, la bella y poderosa mujer que es Helen McCrory ha muerto en paz en su casa, rodeada por una ola de amor de familiares y amigos", recoge el mensaje.

En Peaky Blinders, McCrory interpretaba a la tía Polly Gray, la matriarca del clan Shelby en la serie Peaky Blinders. En Harry Potter, daba vida a Narcissa Malfoy, madre de Draco Malfoy y mujer de Licius Malfoy, en las dos partes de Las Reliquias de la Muerte.

 

McCrory formó parte de decenas de películas, series e interpretaciones teatrales a lo largo de su extensa carrera, como 'Macbeth', 'Orgullo y prejuicio', James Bond ('Skyfall') o 'Hugo'.