Un problema intestinal a principios de junio llevó a María Jiménez a la UCI haciendo que su situación llegara a ser grave.

La cantante se encuentra todavía hospitalizada, sin embargo su estado de salud ha evolucionado favorablemente hasta experimentar una asombrosa recuperación.

Según ha publicado Vanitatis, hace dos semanas le practicaron una traqueotomía para evitarle infecciones y ahora el tubo le ha sido retirado. Este medio recoge cuál ha sido su respuesta en este momento: "Me tenéis ya hasta el c***".

Nacida en 1950 en la ciudad de Sevilla, María Jiménez vive desde hace años en Chiclana de la Frontera, Cádiz.