TRAS EL ESCÁNDALO SEXUAL DEL QUE HA SIDO ACUSADO EL PRODUCTOR HARVEY WEINSTEIN

TRAS EL ESCÁNDALO SEXUAL DEL QUE HA SIDO ACUSADO EL PRODUCTOR HARVEY WEINSTEIN

Lena Dunham pide hablar más alto contra el acoso sexual y manda un mensaje a los hombres: "¿Pensáis que es triste pero que no es vuestro problema? Pues lo es, es de todos"

'Harvey Weinstein y el silencio de los hombres', así se titula la carta con la que la conocida actriz y escritora Lena Dunham arremete en 'The New York Times' contra el productor que acaba de ser despedido por un escándalo de acoso sexual: "Hollywood tiene otra oportunidad de hacer una declaración ruidosa sobre lo que debemos y no debemos tolerar como sociedad. Su silencio sólo refuerza la cultura que impide que las mujeres hablen".

Lena Dunham
Lena Dunham | EFE

La actriz recuerda las reuniones a las que se ha enfrentado por temas laborales desde que llegó a Hollywood con 23 años. "Eran casi siempre con hombres y estaban plagadas de actos de sexismo cotidiano como la presunción de que debía querer hacer pequeñas películas 'íntimas' o sugerencias de que escribiera una comedia centrada en 'la forma en que los periodos de las mujeres se sincronizan y se vuelven locos durante una semana'".

"Sufrí cenas que duraron demasiado, almuerzos de trabajo que se convirtieron en confesiones sobre el estado roto del matrimonio del ejecutivo de la película y la constante insistencia en que debo, como mi trabajo sugiere, estar 'preparada para cualquier cosa en la cama'". Lena Dunham destaca que se lo tomó "con calma, descargando las injusticias del día en el sofá" de su nueva amiga, y ahora compañera de trabajo, Jenni Konner, con la que diseñó "un mundo nuevo y mejor para las mujeres".

¿Por qué ese silencio ensordecedor cuando se descubre a uno de los nuestros" como acosador sexual?"
"Imaginábamos un conjunto dirigido por mujeres y hombres que no soñaban con sobrepasar o subpagar, la oportunidad de escribir guiones que cambiaran las percepciones de la gente sobre la identidad femenina. Los hombres con los que hemos trabajado, como Judd Apatow, el tipo menos despreciable de Hollywood, nos han mostrado respeto. (...) Tenemos que hacer todo lo que habíamos soñado y más", indica.

Sobre los informes de que Harvey Weinstein había acosado sexualmente a mujeres durante años, la joven destaca que "reflejan que el abuso, las amenazas y la coerción han sido la norma para tantas mujeres tratando de hacer negocios o arte en Hollywood. El Sr. Weinstein puede pasar de ser el hombre más poderoso de Hollywood a ser identificado como un depredador, pero, ciertamente, no es el único a quien se le ha permitido correr salvaje. Su comportamiento, firmado en silencio durante décadas por empleados y colaboradores, es un microcosmos de lo que ha estado sucediendo en Hollywood desde siempre y del acoso que sufren las mujeres de todas partes en el lugar de trabajo".

"El uso del poder para poseer y silenciar a las mujeres es tan probable que ocurra en un restaurante de comida rápida como en un set de películas. Hollywood tiene otra oportunidad de hacer una declaración ruidosa sobre lo que debemos y no debemos tolerar como sociedad. En una industria de tendencia liberal, en la que hemos sido rápidos en condenar Bill O'Reilly o Roger Ailes, ¿por qué ese silencio ensordecedor, particularmente de los hombres de la industria, cuando se descubre a uno de los nuestros" como acosador sexual?", se pregunta la conocida productora.

"Esto no es nada nuevo. Woody Allen, cuya hija ha dicho, aunque él lo niegue, que abusó sexualmente de ella como un niño, todavía está consiguiendo las estrellas jóvenes para trabajar con él. Roman Polanski, cuyas víctimas continúan presentándose. De hecho, el propio Weinstein reunió a Hollywood para firmar una carta pidiendo que los cargos del Sr. Polanski se dejen caer y se le permita regresar a América", explica.

Es ese tipo de comportamiento el que normaliza este abuso de poder
"Más allá de estos casos, ignorar el mal comportamiento sigue siendo el movimiento de la firma de los hombres en Hollywood. Escucho historias de las víctimas a un ritmo que se siente positivamente distópico. El año pasado, fui acosada sexualmente por un director de un espectáculo, no el mío, y no en un set, y la respuesta de los poderes que tenía era defenderlo y cuestionar a las mujeres ferozmente. Era un movimiento basado menos en su habilidad y más en alguna antigua lealtad. Es ese tipo de comportamiento el que normaliza este abuso de poder", critica.

Dunham continúa declarando que "las acusaciones contra el Sr. Weinstein, tan claramente delineadas y tan completamente horrorosas, parecían imposibles de disputar o ignorar. Yo, ingenuamente, esperaba que los hombres poderosos de Hollywood mostraran su desacuerdo. La razón por la que me estoy concentrando en los hombres es que tienen menos que perder y más poder para cambiar la narración, y, probablemente, no están lidiando con el mismo nivel de trauma colectivo y personal en torno a estas acusaciones. Aquí estamos, días después, esperando a que los colaboradores más poderosos del Sr. Weinstein digan algo, cualquier cosa. No sería sólo un regalo para las mujeres que ha victimizado, sino un mensaje a las mujeres que están observando nuestra industria de cerca".

Es, por desgracia, un problema de todos
Además, recuerda haber acudido a un evento patrocinado por Weinstein hace un año: "En el otoño de 2016, realicé un beneficio para Hillary Clinton organizado por la Weinstein Company. Había oído los rumores. Sentí que subir al escenario era una traición a mis propios valores, pero yo quería tan desesperadamente apoyar a mi candidata que hice un cálculo. Todos hemos hecho cálculos, y decir que lamentamos esos cálculos no es un acto de cobardía. Es un cambio esencial de posición que podría cambiar la forma en que hacemos negocios y la forma en que las mujeres consideran su propia posición en el lugar de trabajo. Siento haber dado la mano a alguien que yo sabía que no era un amigo para las mujeres de mi industria".

"Hombres de Hollywood, ¿qué sentís?, ¿lo seguiréis aceptando?, ¿qué vais a decir para llenar el vacío y cambiar el estándar?, ¿tenéis miedo porque habéis oído los susurros, pero habéis aceptado un papel o una posición en un comité anfitrión o una copa de champán y una palmada en la espalda?, ¿estáis avergonzados porque estáis en una foto con él sonriendo ampliamente o porque dio dinero a vuestras organizaciones o porque os presentó a vuestra novia o porque os ganó la nominación al Óscar?, ¿estáis pensando que esto es muy triste pero que no es vuestro problema?", se pregunta.

"Es, por desgracia, un problema de todos. Es el problema de los agentes que enviaron a sus clientes a reunirse con un hombre que sabían que era un depredador. Es el problema de los productores que hicieron la vista gorda. Es el problema de los actores que lo escucharon, pero regresaron a sus remolques para jugar al fútbol. Es el problema de los medios de comunicación de la industria que no informaban sus hallazgos porque temían perder los beneficios de Harvey Weinstein. No es, como algunos han sugerido, el problema de las mujeres que tienen miedo de presentar sus propias historias o que se establecieron financieramente con el Sr. Weinstein", destaca contundente Lena.

No queremos tener que contar historias como ésta una y otra vez, así que hablemos más alto
Por último, la aclamada actriz sentencia que "el silencio de Hollywood, en especial el de los hombres que trabajaban estrechamente con el señor Weinstein, sólo refuerza la cultura que impide que las mujeres hablen. Cuando permanecemos en silencio, amordazamos a las víctimas. Cuando permanecemos en silencio, aprobamos un comportamiento que ninguno de nosotros podría creer que está bien, a menos que lo haga. Cuando nos quedamos en silencio, nos mantenemos en el mismo camino que nos llevó aquí. Hacer ruido es hacer cambios. Hacer cambios es por lo que contamos historias. No queremos tener que contar historias como ésta una y otra vez, así que hablemos más alto".

laSexta.com | Madrid | 11/10/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.