El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida afronta este viernes, 1 de julio, el inicio de su 68 edición con una transgresora y rompedora versión de 'Julio César' en la que actores y actrices intercambian sus roles como fórmula para interpelar constantemente al público sobre qué es ser mujer, hombre y persona sin necesidad de llevar el texto hacia la zona genital de los personajes.

Se trata de una versión libre de José María Muscari, producida por el Complejo Teatral de Buenos Aires, que ha cruzado el Atlántico tras su estreno el pasado mes de abril en la capital argentina para ofrecer tres representaciones en el Teatro Romano de Mérida este viernes, el sábado y el domingo. Desde el propio Festival indican que se trata de "una versión queer en la que los papeles de los hombres los interpretan mujeres y al revés, en un intento de reflexionar sobre qué es ser mujer u hombre, el sexo no reside en los genitales. El poder de lo femenino y lo masculino".

Un elenco completamente argentino, con música de Nathy Peluso, en el que destaca la figura de Moria Casán, a la que sus propios compañeros de compañía otorgan la figura de diva en su país, y de quién el director de la obra dice que el término actriz le queda "chica", pues hace "un montón de cosas que son inclasificables".

Jesús Cimarro afronta una edición más la dirección del certamen. Ha asegurado que la programación de esta obra en plena semana del Orgullo LGTBI no es casualidad, pues de forma intencionada "trasviste a sus personajes", en un "ejercicio de empoderamiento de las mujeres y en defensa de esa diversidad".