La Policía de Los Ángeles acudió al edificio donde vivían Johnny Depp y Amber Heard la noche en la que la actriz ha denunciado que su expareja la golpeó. Así se ha constatado durante la tercera jornada del juicio que enfrenta a ambos intérpretes, en el que la jueza ha revisado las grabaciones de las cámaras de seguridad del rascacielos en el que Depp era propietario de cinco apartamentos.

En las imágenes correspondientes al 21 de mayo de 2016 se aprecia la llegada de al menos dos agentes, un extremo que ha confirmado el gerente del inmueble, aunque afirma no recordar más detalles de la escena. Heard había alegado previamente que Depp la golpeó con su teléfono ese mismo día.

Heard y Depp estuvieron presentes este miércoles en una nueva sesión del juicio que arrancó el lunes, en el que el actor acusa a su exmujer de difamación por un artículo que publicó en 'The Washington Post' en 2018, tras su divorcio, donde la actriz se refería a sí misma como una persona con experiencia en lo que "representa el abuso doméstico".

El proceso, que se espera se prolongue más de un mes y contará con el actor James Franco o el multimillonario Elon Musk entre los testigos, llega tras otro mediático juicio en Londres, que Depp perdió, por un artículo de 'The Sun' que le calificaba de "agresor de mujeres".

Entre los testigos que ya han intervenido en este nuevo proceso -cuya primera jornada estuvo marcada por la dificultad de formar un jurado popular, ya que la mayoría de los convocados tenía algún conocimiento u opinión previa del caso- figura un amigo cercano del actor, Isaac Baruch, que ha asegurado que era consciente de las discusiones de la pareja pero no recuerda ver señales de violencia.

Baruch ha afirmado que se encontró con Heard un día después de la presunta agresión de mayo de 2016 y que ella le contó que "Depp se puso violento" y la golpeó. "Yo la miré completamente y no vi nada… Ni cortes, moretones, hinchazón. Solo la cara de Amber", ha insistido el testigo, que vivía en el mismo bloque y a quien Depp ayudaba económicamente. Baruch además ha calificado de "mentira maliciosa" las acusaciones de Heard, según declaraciones recogidas por 'Fox News'.

El día anterior compareció la hermana y asistente del actor, Christi Dembrowski, a quien los abogados de Heard preguntaron sobre varios mensajes en los que le pedía que dejara de consumir sustancias, aunque ella ha asegurado que nunca sintió preocupación por que Depp tuviera alguna adicción.

En este juicio, Depp reclama a Heard 50 millones de dólares por daños y perjuicios. Por su parte, la actriz ha presentado una contrademanda en la que alega que el actor ha impulsado una campaña de difamación contra ella y le reclama 100 millones de dólares. Es la primera vez en que ambos se enfrenten ante la Justicia.