LA COMPAÑÍA SE DECLARA EN BANCARROTA

LA COMPAÑÍA SE DECLARA EN BANCARROTA

El último acorde de Gibson, la legendaria marca de guitarras

Hendrix, Clapton, Angus Young, Slash, Jimmy Page o B.B. King. Todos tiraron de Gibson para mostrar su virtuosismo con las seis cuerdas. Ahora el imperio peligra. Aunque la compañía sigue generando 800 millones de euros anuales, las ventas han descendido, sobre todo porque son guitarras caras que triunfan en el mercado de segunda mano.

Gibson lleva produciendo guitarras desde 1902, más de un siglo de rock que comenzó en Nashville y llegó a todos los rincones del mundo. Los expertos dicen que el 80-90% de los discos de rock se han grabado con una Gibson Les Paul, modelo bautizada con el nombre artístico del músico que la creó.

Se diferencian de las otras en el tipo de madera que usan, la caoba es muy gruesa y el sonido que generan es más amplio.​ Ahora el imperio Gibson comienza a peligrar, según alertan desde la propia compañía.

Podría declararse en bancarrota en un futuro no muy lejano. Aunque siguen generando 800 millones de euros anuales, las ventas han caído debido en gran parte al mercado de segunda mano, donde se pueden conseguir las guitarras por un precio más asequible.

De momento, han anunciado que dejarán de vender productos electrónicos, como auriculares o altavoces.

laSexta.com | Madrid | 02/05/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.