Algunos corredores del encierro de Sanfermines han protagonizado este jueves una sentada instantes antes del inicio de la carrera para protestar por la velocidad que están marcando los cabestros en los encierros.

Especialmente en Estafeta y Mercaderes, decenas han decidido sentarse en el suelo al finalizar el segundo cántico a San Fermín antes de la carrera para protestar contra la "desnaturalización" de los encierros.

"Es un clamor que el encierro actual esta totalmente adulterado", apuntan los corredores veteranos que difundieron esta iniciativa a través de redes sociales y que no ha tenido una acogida masiva.

Además, critican que "para los que hemos conocido otro encierro donde los toros se podían correr, ponían emoción y hacían de este acto algo único e impredecible, lo vivido estos últimos años nos resulta una farsa y un engaño".

 

Y añaden: "Basta de bueyes entrenados y ocupando el espacio del toro, basta de toros con un entrenamiento condicionado a ir en manada". Por otra parte, piensan que si no actúan, "este será el encierro que dejaremos a nuestros hijos y poco a poco desaparecerá".

En este vídeo puedes ver una comparativa de cómo era un encierro en 1992 y cómo es uno en la actualidad.