La entrega de los Premios Goya es la gran cita anual del cine español, el momento en que unos pocos artistas privilegiados relacionados con el mundo cinematográfico en nuestro país optan a recoger una estatuilla.

Solo el reconocimiento por superar al resto de nominados podría ser suficiente premio, pero mucha gente se pregunta qué ganancia económica obtienen los vencedores. ¿Cuánto se embolsan los ganadores por llevarse un Goya?

Las bases del premio publicadas por la Academia son muy claras al respecto: los premios son de carácter meramente honorífico, de reconocimiento a una labor profesional, y carecen de dotación económica. Por tanto, los actores, directores y equipos técnicos no ganan dinero por obtener el 'cabezón'.

Premios de edición exclusiva

Los coloquialmente conocidos como 'cabezones' con la imagen de Goya son fabricados cada año con carácter exclusivo y solo se hace uno por cada categoría. Si la obra premiada tuviera a más de una persona física responsable de la categoría, la Academia podría autorizar, previa petición expresa, la creación de duplicados. El coste de estos correría a cargo de los interesados.

Solo en el caso de categorías multidisciplinares, como por ejemplo Mejor Maquillaje y Peluquería, la Academia de Cine haría varias estatuillas si las personas físicas a cargo de esas disciplinas son distintas dentro de la misma película premiada.

Otros derechos de los ganadores

A parte de la distinción con el trofeo, todos los ganadores reciben una invitación para formar parte de la Academia de Cine como Miembros Numerarios, a excepción de los vencedores en las categorías de Canción Original y las tres de cortometrajes. Esta invitación supone una exención del pago de la cuota de ingreso.

La Academia ofrece a la persona reconocida con el Goya de Honor la posibilidad de unirse a la institución como Académico Honorífico. Además, todos los candidatos nominados obtienen un diploma acreditativo en todas las categorías.

Una vez están aceptados en la Academia, los miembros académicos pueden acudir a la fiesta del cine español con todos los gastos pagados por la organización.

La "maldición" de los Goya

Existe una leyenda negra en torno a los premios Goya: algunos defienden que hacerse con el premio puede perjudicar la carrera del ganador. Y lo cierto es que ganar un 'cabezón' no se traduce necesariamente en más ofertas de trabajo.

Un ejemplo podría ser Candela Peña, ganadora de tres premios de la Academia de Cine por su participación en 'Te doy mis ojos' (2003), 'Princesas' (2005) y 'Una pistola en cada mano' (2012). En la gala de 2013, la actriz reconoció que llevaba tres años sin trabajar y que el premio no le daba de comer, llegando a pedir que le dieran trabajo.

Su compañera en 'Princesas', Micaela Narváez, también se hizo con el premio de la Academia a Mejor Actriz Revelación, pero no llegó a desarrollar su carrera interpretativa. Y como el de ellas, hay muchos casos de otras actrices, actores y directores a quienes el Goya no les trajo más éxito.

Cómo pueden beneficiar a las películas

Por otra parte, algunas productoras pueden encontrarse con otra oportunidad para hacer caja si su película resulta premiada. Algunas pueden experimentar una "segunda vida" con un regreso a las salas de cine si consiguen ganar muchos premios.

El caso más representativo es el de 'Pa Negre' (2010). El largometraje catalán tuvo hasta tres reposiciones en salas españolas: la primera, tras ser nominada a los premios Gaudí y los Goya; la segunda, cuando recogió entre las dos ceremonias 22 premios; y la tercera, cuando se publicó su precandidatura a los Oscar.

Otro ejemplo es 'Tesis' (Alejandro Amenábar; 1996), que consiguió multiplicar las ventas de cintas VHS de la época justo después de la celebración de la gala de 1997. 'La soledad' (2007) de Jaime Rosales consiguió remontar tras los premios recibidos en 2008, triplicando su recaudación desde la gala hasta su retirada definitiva de las carteleras.

Al final, la Academia es muy clara al respecto: los Goya son reconocimientos a la labor. En ningún caso entra a hacer valoraciones sobre cómo un premio puede afectar de manera positiva a su dueño.