El asesinato de Federico García Lorca hace 85 años truncó la finalización de obras como 'Comedia sin título'. Un texto inconcluso que, a pesar de que de él solo se conserva el primer acto, vuelve ahora a escena con una inusual adaptación: todos sus intérpretes son menores de 30 años.

Una apuesta del Centro Dramático Nacional para acercar el teatro a los más jóvenes y convencerles de que, más allá de las pantallas y las redes sociales, su vida también se representa sobre el escenario.

Su estética, aunque pueda recordar a una serie o videoclip de moda, no contiene 'likes' ni 'retuits', sino poesía y dolor. "Creo que es una revolución", asevera el actor Alejandro Jato. "Es una especie de mecha, que aparece en escena y de repente te explota en la cara", apunta por su parte la actriz María Pizarro.

"Es un material de fuerte poder juvenil", asegura José Manuel Mora, uno de los autores de esta versión de 'Comedia sin título', en la que el dramaturgo promete "ver algo que no se ve en las series ni en el cine".

Una producción con la que el teatro quiere arrastrar a los jóvenes a sus butacas y, para ello, tira de la emergente cantera de intérpretes en nuestro país. "Somos 14 actores muy jóvenes, menores de treinta… y nos hemos lanzado a machete", afirma una de ellas, Georgina Amorós.

La obra, escrita hace 85 años por el poeta andaluz y de la que solo se conserva el primer acto porque lo asesinaron antes de terminarla, sigue siendo, paradójicamente, un reflejo de la realidad, según resalta la directora de la obra, Marta Pazos: "Hace tres meses han matado a Samuel Luiz al grito de 'maricón' y hace 85 años mataron a Lorca al grito de 'maricón'. Creo que es absolutamente pertinente traer este texto aquí", sostiene.

Con ello, además, pretenden poner luz a esas sombras. "De repente hay una diversidad, ves todo tipo de cuerpos, de personas", explica María Pizarro. "Ojalá que no se tenga que vivir como una revolución que haya personas jóvenes y diversas en el escenario", señala por su parte Jato, que espera que "pueda venir mucha gente" a disfrutar de este viaje, que podrá verse hasta el día 26 de diciembre en el Teatro María Guerrero de Madrid.