Nueva oportunidad para Fernando León de Aranoa de hacerse con el Oscar. 'El buen patrón' ha sido la película elegida para representar a España en la 94ª edición de los Oscar de Hollywood en la categoría Mejor Película Internacional.

León de Aranoa se ha mostrado "muy contento y muy agradecido a la Academia, a la profesión, por su apoyo". "Es una alegría y un orgullo para todos los que hemos hecho 'El buen patrón' poder representar a nuestra cinematografía en los premios Oscar", ha señalado tras conocer la noticia. "No tengo duda de que lo que cuenta, y cómo lo cuenta trasciende nuestras fronteras y va a ser entendido y celebrado allí donde se proyecte la película, como ha sucedido ya en los festivales internacionales en los que se ha mostrado", ha añadido el cineasta.

Acompañados por el notario Federico Garayalde Niño y el presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, los actores Irene Escolar y Ricardo Gómez han sido los encargados de la lectura de la producción elegida para representar a España en la próxima edición de los Oscar.

La película protagonizada por Javier Bardem se ha impuesto así a las otras dos preseleccionadas: 'Madres paralelas', de Pedro Almodóvar; y 'Mediterráneo', de Marcel Barrena.

Tal y como explica la Academia de Cine, será el próximo 21 de diciembre, con el anuncio de la shortlist de los Oscar, cuando conoceremos si 'El buen patrón' continúa su carrera por lograr la estatuilla. Finalmente, la gala se celebrará el 27 de marzo de 2022.

 

En palabras de León de Aranoa, 'El buen patrón' es "una ácida comedia, que va tornándose en un gris oscuro, casi negro" y que mostrará "una visión corrosiva de las relaciones personales y laborales dentro de una empresa familiar". Y es que, según el productor ejecutivo de la cinta, Javier Méndez, se trata del "reverso" de 'Los lunes al sol'.

Así, Bardem (en su tercer trabajo con el director madrileño) se mete en la piel de Blanco, propietario de una empresa que fabrica balanzas industriales en una ciudad española de provincias. El empresario espera la inminente visita de una comisión que decidirá la obtención de un premio local a la Excelencia Empresarial. Todo tiene que estar perfecto para la visita. Trabajando a contrarreloj, Blanco intentará resolver los problemas de sus empleados, cruzando para ello todas las líneas imaginables.