Parece que los leones llevan toda la vida custodiando la Cueva de Covadonga, pero no es así. En 1970 esta se restauró y los compraron a los dueños de 'El Pasatiempo', un jardín situado en Betanzos, A Coruña. "Fueron vendidos en su momento en torno a 500.000 pesetas del año 70, que ya era mucho dinero", explica Ramon García, alcalde de Betanzos.

'El Pasatiempo' es de 1914 y de él, según Alfredo Erias, el director del museo de Betanzos, "se pueden aprender cosas, sobre todo cómo era la modernidad en un tiempo en el que no había televisión y el cine estaba llegando".

Llegó la decadencia de la familia y vendieron el arte y el 90% de los terrenos para construir. Betanzos quiere restaurar lo que queda, ha pedido al arzobispo de Santiago ayuda para que el obispado de Oviedo devuelva los leones, ya que "sería un añadido importante a esta recuperación", asegura el alcalde.

Pero en Covadonga dicen que los leones, de allí no se mueven porque ya forman parte inseparable del santuario, por algo son uno de los elementos más fotografiados. "Si tú compras una cosa y tienes hasta la factura, lógicamente es tuya y te pertenece", añade José Juan Hernández, canónigo penitenciario de Covadonga.

Los leones son una reproducción en mármol de Carrara de los de la tumba de Clemente XIII en el Vaticano y los vecinos creen que si están vendidos, no los pueden reclamar y que "si se pudo reproducir una vez, se puede reproducir otra". El arzobispado de Santiago estudia el tema y el alcalde de Betanzos piensa que a lo mejor se tiene que conformar con una copia.