Dave Halls, el ayudante de dirección que entregó a Alec Baldwin el arma con la que mató accidentalmente a la directora de fotografía Halyna Hutchins, fue despedido de un rodaje por otro accidente similar en 2019.

Entonces, Halls trabajaba como asistente de dirección de la película 'Freedom's Path' cuando una pistola cargada se disparó accidentalmente en el plató y estuvo a punto de herir a un técnico de sonido, según ha informado la productora del filme, Rocket Soul Studios, en un comunicado publicado por la cadena 'CNN'.

El ayudante también era el encargado de entregar las pistolas al reparto y fue "inmediatamente expulsado del rodaje", según la nota. "Dave (Halls) estaba muy arrepentido y entendió las razones por las que fue despedido. Se contrató a un nuevo ayudante de dirección y a un nuevo armero. La grabación de la película terminó con éxito", ha añadido la compañía productora.

Las autoridades del condado de Santa Fe, en el estado de Nuevo México (EE.UU.), investigan si la falta de supervisión de la pistola por parte de la armera de la producción, Hannah Gutierrez Reed, y el asistente de dirección causaron el accidente en el que Baldwin disparó accidentalmente a Hutchins.

Según la declaración jurada de Baldwin y el director del filme, Joel Souza, en poder del tribunal del condado de Santa Fe, Halls entregó la pistola a Baldwin al grito de "pistola fría", que en la jerga de Hollywood se refiere a un arma sin munición.

Tras recibir el arma, Baldwin disparó apuntando al objetivo de la cámara que manejaba Hutchins sin saber que contenía balas reales en lugar de un cartucho de fogueo. Sin embargo, y a pesar de que Halls era el responsable de entregar la pistola al actor, la producción contaba con una armera profesional que debía supervisar todas las armas presentes en el rodaje.

Por eso, la investigación se centra también en Gutierrez Reed, una joven de 24 años que trabajaba en su segunda película como armera y que en esa jornada de rodaje tenía tres pistolas a su cargo. Las declaraciones de miembros del equipo que trabajaban en el rodaje de 'Rust' describen un ambiente de trabajo precario en el que las protestas se amontonaban, hubo dimisiones y, supuestamente, no se seguían los protocolos de seguridad de manera estricta.