¿Alguna vez has imaginado cómo serían los dibujos animados en la vida real?, el artista Miguel Vasquez lo ha hecho realidad con uno de los personajes de dibujos más querido: Homer Simpson. El resultado se ajusta a la perfección con el vecino de Springfield más conocido: ojos saltones y boca con relieve. Sin embargo, el resultado ha sido para algunos algo desconcertante.

 

Y no ha sido la primera vez que Miguel Vasquez ha acercado a la realidad a dibujos animados. Los habitantes de Fondo de Bikini tienen también su versión humana. Así presenta el artista a Bob Esponja y a Patricio.

Otro caso es el de Phineas y Ferb, en el que los ingeniosos hermanastros de Disney no resultan tan adorables, recogiendo numerosas críticas a través de las redes sociales. Y es que hay veces en las que la realidad, no supera a la ficción.