Ha sucedido en un parque acuático de Canadá. 30 segundos de un desgarrador vídeo que muestra a una orca en cautividad golpeando con su cabeza y costado su tanque. Se llama Kiska, pero también la conocen como "la ballena más solitaria del mundo". Nombre que le han puesto desde el 'Whale Sanctuary Project'.

Y es que su historia es realmente de soledad. Las recientes imágenes las ha compartido el activista anti-cautiverio Phil Demers, quien solía trabajar en el parque de Marineland, en Ontario.

El propio Demers denuncia que "Este video fue tomado el 4 de septiembre de 2021. Los activistas contra el cautiverio ingresaron a MarineLand y observaron a Kiska, su última orca sobreviviente, golpeando su cabeza contra la pared. Por favor, mira y comparte. Esta crueldad debe acabar. #FreeKiska".

En un segundo vídeo Demers muestra una imagen más cercana de la orca de 44 años, agitando el agua y embistiendo ferozmente contra la pared de su tanque. "Este es un comportamiento peligroso y autodestructivo. Kiska está angustiada", explica Demers.

 

Según el activista, Kiska nació frente a las costas de Islandia y lleva en cautiverio desde 1979. Ha estado sola desde 2011 después de sobrevivir a sus compañeros de tanque, incluidos sus cinco bebés.