Twitter está testando una función que permite deshacer el envío de un tuit durante un tiempo limitado antes de que sea definitivamente publicado.

Esta funcionalidad, adelantada por una usuaria en la propia red social, muestra cómo funcionaría, confirmando que se ha enviado el mensaje y habilitando un botón con una cuenta atrás que permite deshacer el envío.

Un representante de la compañía ha asegurado que esta novedad está siendo testada dentro del plan de Twitter de otorgar funcionalidades apetecibles a los usuarios que decidan pagar una futura suscripción.

 

Y es que el siguiente paso de la red social parece encaminarse a ese modelo de pago en el cual podrían introducirse esta y otras nuevas opciones en las que se estarían trabajando ahora mismo, como la de pagar a un usuario para leer tuits exclusivos que está previsto que se lance este año.

Esto es una nueva prueba de que la compañía descarta la opción de introducir una funcionalidad que permita editar los tuits ya enviados, algo que el CEO de Twitter, Jack Dorsey, ha descartado en numerosas ocasiones.

Esta novedad sería un paso intermedio entre esa posibilidad de borrar un tuit y la de editarlo, dejándote un pequeño margen para pensar si con el tiempo no te arrepentirás de haber escrito esas líneas.