Se trata de un monumento circular de 200 metros de diámetro y se encuentra enterrado en un campo de cultivo en Irlanda. Encontraron el hallazgo gracias a unas imágenes aéreas tomadas desde un dron.

Creen que se ha podido ver gracias a la reciente ola de calor y al tiempo seco que está azotando al país. El monumento enterrado afecta a la composición del suelo y por esta misma manera la vegetación que crece encima del hallazgo cambia de color a un ritmo diferente al resto.

Hallazgo histórico | The Irish Time

El monumento enterrado se ha localizado a un kilómetro de Newgrange, un pasaje funerario de unos 5.200 años de antigüedad.

Las formas que se aprecian son dos circunferencias que, según los arqueólogos, podrían ser una serie de agujeros. En este caso se trata del séptimo y del mayor de los círculos encontrados cerca Newgrange. Se creen que estas estructuras eran puntos de encuentro debido a su diseño abierto y su gran capacidad.

Hallazgo histórico | The Irish Times

Pero este no es el único hallazgo. El calor ha desvelado también la presencia de otros monumentos antiguos bajo campos de cultivo de las islas británicas, como por ejemplo un fuerte romanos y una posible granja.

Ahora tendrán que investigar cuántos años tiene el monumento.