Es el primer convoy que puede mantenerse en el aire sin usar electricidad. Así es el Red Rail, el tren que levita en el aire. Para conseguirlo, se vale de un sistema de imanes permanentes construidos con elementos raros, de los que China posee casi el 40% de las reservas conocidas. El conocido como el "tren del cielo" ya está a pleno funcionamiento en el sur de China y se espera que pronto circule por todo el país.

Este medio de transporte puede viajar a una velocidad de 80 km/hora y transportar hasta 88 pasajeros. Según el jefe del proyecto Yang Bing, Red Rail "ahorra un 31% de la energía que normalmente se utiliza en trenes que levitan".

Se trata de un tren sostenible que, según afirman sus creadores, no perjudica al medioambiente ni tiene efectos nocivos sobre la salud de las personas. Además, su construcción es más barata y los viajes, al no haber fricción, son más silenciosos.