Triboluminiscencia o, como comunmente se conoce, 'luces de terremoto', es el nombre que recibe la iluminación que se ha visto en el cielo de México tras el terremoto que ha afectado al país, un fenómeno que se produce debido a la carga eléctrica generada por el deslizamiento en las grietas de las placas tectónicas.

Los destellos pueden aparecer antes de que se produzca el deslizamiento, pero no siempre un temblor se traduce en estas luces.

Según el balance provisional, el terremoto que ha sacudido México ha dejado al menos a 15 personas fallecidas, la mayoría en el estado de Oaxaca, ha confirmado el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente. El funcionario ha indicado que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informa también de deslizamientos en algunas carreteras y "pequeños daños".

El presidente del país, Enrique Peña Nieto, ha llamado a no bajar la guardia porque se pueden producir fuertes réplicas, aunque un tanto menores. Hasta el momento se han producido 65 réplicas. El terremoto ha afectado, al menos, a una decena de estados del sur y centro de México, por lo que hasta 50 millones de personas, casi la mitad de la población nacional, pudo sentirlo, según el mandatario.

Millones de mexicanos han revivido con el terremoto el gran seísmo del 19 de septiembre de 1985, que marcó un antes y un después al causar más de 10.000 muertos.