Se trata del virus que ha marcado nuestras vidas, pero todavía no habíamos podido ver cómo era realmente. Sin embargo, esta situación ha llegado a su fin: un estudio de la empresa Nanographics, una rama de la Universidad Técnica de Viena, ha compartido la primera imagen (instantáneamente congelada) del coronavirus en 3-D.

Tal y como explica la entidad, hasta el momento solo se habían compartido animaciones hechas por ordenador, pero estas imágenes muestran una fotografía real del patógeno: "Hemos participado en un proyecto de creación del modelo más preciso de un virión SARS-CoV-2 con resolución atómica", escriben los conductores del estudio. La intención, expresan, sería ayudar a los investigadores en su esfuerzo por comprender cómo funciona el virus y darles más herramientas para combatirlo:

El COVID-19, en vídeo

Estas imágenes del coronavirus nacen de una petición conjunta de diferentes investigadores. Se han utilizado imágenes 3-D de la Universidad de Tsinghua en Beijing. De ahí, se han extraído partículas intactas del virus del SARS-CoV-2, se han escaneado y posteriormente han sido digitalizadas. En este sentido, Nanographics comparte un vídeo con el resultado: "La visión más detallada del coronavirus hasta la fecha", presume la entidad.