Dropshipping, Amazon Affiliates, SEO: es posible que estos términos te suenen a chino, pero debes saber que miles de personas se ganan la vida con ello, o al menos lo intentan. Con el avance desmesurado de la tecnología, Internet se ha convertido en un pastel demasiado dulce al que muchos de los nuevos emprendedores quieren atacar. Pero la realidad es una muy distinta: cada vez hay más competencia, cada vez hay más obstáculos y cada vez hay menos pastel.

El 17 de mayo se celebra el Día Mundial de Internet, una efeméride que promueve el uso de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC). Pero también se trata de una fecha que sirve para concienciar a los ciudadanos sobre el impacto que las herramientas digitales tienen en nuestra sociedad y en la economía.

Se celebró por primera vez en 2005 impulsado por la Asociación de Usuarios de Internet de España, un día en el que tuvieron lugar multitud de actos y eventos sobre Internet en nuestro país. Viendo la acogida que el evento había tenido, la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información celebrada en noviembre de ese mismo año debatió proponer a la ONU designar esa fecha como el día de Internet en el mundo entero. Y es ahora más que nunca cuando hace falta pararse a reflexionar sobre cuál es el rumbo que están tomando los negocios digitales, un pilar clave en nuestra economía.

"Te enseñamos 10 formas para ganar dinero por Internet sin tener que invertir"; "Aprende la fórmula perfecta para ganar dinero rápido desde casa"; "15.000 euros en 6 meses, cómo ganar dinero online": son algunos de los anuncios que nos encontramos navegando en Google. Ganar, ganar y ganar. En un primer vistazo por la red -como vemos en la imagen- parece sencillísimo conseguir beneficios con esto de Internet.

Imagen de resultados de Google al buscar "Ganar dinero en Internet". | lasexta.com

Actualmente, para crear un portal de e-commerce (comercio electrónico) en Internet no hace falta sacarse un grado en Informática o ser un especializado del tema. Multitud de plataformas como Prestashop o Shopify nos abren un abanico de posibilidades a la hora de crear una tienda virtual, y todo sin necesidad de tener conocimientos técnicos, pero ¿hasta dónde podemos escalar con ella?

Haciendo un recorrido rápido por YouTube localizamos decenas de vídeos que ofrecen cursos para montar una web de ventas de manera rápida y sacarle rendimiento a corto plazo. Uno de los ejemplos es del youtuber y especialista en marketing digital Bruno Sanders, quien te enseña "en 30 minutos cómo crear desde cero tu tienda con Shopify".

Este joven de 21 años cuenta que empezó sus andadas en Internet hace cuatro años, cuando creó con un amigo suyo una tienda online de mesas monitorizadas contra el dolor de espalda. "Por aquel entonces no había casi nadie vendiéndolas en España", señala. "La estructura la importábamos de China y el tablero de la mesa lo hacíamos con un carpintero de Barcelona", explica Sanders a laSexta.com.

Afirma que fueron muy pocas las mesas que vendieron, pero que el fracaso fue lo que le descubrió un mundo lleno de posibilidades en el que ganar dinero en Internet sí era posible. Desde hace dos años se dedica en exclusiva a sus negocios y asegura haber diversificado su fuente de ingresos con diferentes proyectos, que no ha especificado.

Incluso ofrece en la red sus conocimientos a los nuevos emprendedores. En su canal de YouTube encontramos desde vídeos que enseñan a multiplicar por diez las ventas de tu negocio hasta cómo usar técnicas de e-mail marketing para doblar las ventas de un e-commerce. Aunque en algunos de sus vídeos menciona que es posible ganar 300 euros al día de manera simple, matiza que "hay que dedicarle tiempo, obtener experiencia y ser constante".

 

Encontrar el modelo de negocio perfecto es posible, pero mantenerlo es otra historia. Como una manada de lobos hambrientos, los expertos del marketing se lanzan al mínimo resquicio de obtener beneficios con un nicho que rentabilizar. Para los menos entendidos: un nicho de mercado en Internet es un determinado sector de usuarios que no satisface sus demandas con lo que encuentran en la red, por tanto, un buen mercado al que dirigirse con un posible proyecto.

"Cuando surge un modelo de negocio que es rentable, no pasa mucho tiempo antes de que otros competidores se percaten y traten de explotarlo también", apunta Fernando Maciá, consultor SEO y director de Human Level. Este experto en posicionamiento web y marketing online con más de 20 años de experiencia en su profesión explica que las personas que se dedican a rentabilizar este tipo de portales saben que tienen una vida limitada, pero los explotan mientras el esfuerzo de adquirir y convertir el tráfico compensa respecto a los beneficios generados.

"Cuando alguien da con un modelo de negocio de éxito se reduce esa ventaja competitiva y los márgenes de beneficio vuelven de nuevo a un equilibrio", explica Maciá. Es el caso, por ejemplo, de pueblos20.net o qdq.com. Ambas páginas parecían haber encontrado un nicho perfecto en el que habitar, pero con el tiempo se han encontrado con la muerte, ya que el propio Google ofrece ahora lo mismo que ellas pero de forma más eficiente. En estas dos gráficas podemos comprobar la evolución del índice de visibilidad de los dos portales web en el tiempo.

Gráfico de visitas en la página pueblos20.net. | Sistrix

Gráfico de visitas en la página qdq.com. | Sistrix

El objetivo de muchos emprendedores se ha convertido en rentabilizar sus negocios durante un corto plazo y explotarlos al máximo. Hermo Benito, experto en marketing online y en lo que él denomina 'Business Hacks', también ofrece decenas de vídeos con cursos y tutoriales para ayudar a los usuarios en su tarea. "Cómo encontrar productos para vender en Amazon en 1 Minuto"; "Cómo crear una marca de productos exitosa"; "Cómo ganar 100 euros al día de forma pasiva": son algunas de las clases virtuales que anuncia en YouTube.

"Si yo recibo dinero de esto, quiero hablar de ello y ser transparente para explicar mis fuentes de ingresos", menciona Benito en uno de sus vídeos antes de explicar paso a paso cómo funcionan los negocios de Afiliados de Amazon. Se trata de un modelo de negocio que consiste en promocionar en nuestro blog o web productos de la multinacional para que el usuario llegue a ellos a través de nuestro portal y nos deje en el bolsillo una comisión que va desde el 2% hasta el 12% de las ganancias.

Si ganar dinero es tan fácil como lo pintan, ¿por qué enseñan sus fórmulas secretas a futuros competidores? "Suele decirse que el que más ganó en la fiebre del oro no fue el que se fue a cavar para encontrar la veta, sino el que abrió un almacén para surtir de herramientas a los que se iban a buscarlo", comenta Maciá.

"Mi sensación es que, conscientemente o no, quizá sospechen que ese modelo de negocio no será tan exitoso a largo plazo. Monetizar sus conocimientos mientras dura su éxito es una forma de rentabilizarlo doblemente a corto y medio plazo", opina el experto.

Uno de los modelos de negocio más usados por las nuevas generaciones de emprendedores es el dropshipping: un negocio basado en la venta a través de Internet de productos que no se poseen en stock, mediante acuerdos y negociaciones con el fabricante o mayorista, para que sea éste el que los envíe directamente al cliente final.

De esta manera, sin tener que invertir en la compra de un gran stock propio, ahora puedes vender en tu negocio diferentes artículos o productos que no posees físicamente. ¿Vender cosas que no tenemos? Vaya chollo, pensarán algunos.

La red se ha plagado, otra vez, de clases online con las que hacernos millonarios. Parece que nos estén diciendo que quien no gana dinero es porque no quiere. Pero la realidad del dropshipping es muy distinta.

 

El fundador de Human Level comenta que el riesgo más grande que presenta el dropshipping "es que el coste de adquisición de un nuevo cliente termine siendo mayor que el beneficio que genera".

Uno de los obstáculos que encuentran los emprendedores es la necesidad de posicionar su tienda por delante de la del fabricador, y esto puede ser un buen hachazo a nuestros bolsillos. Es decir, si el usuario ve la tienda original primero, comprobará que su precio es menor, por lo tanto habrá que cerciorarse de que el primer anuncio que vea sea el nuestro.

"Es por ello que las redes sociales se convierten en la estrategia de marketing preferida para el dropshipping, ya que en los buscadores cualquier competidor del mismo producto se encuentra a un click de distancia y es mucho más fácil comparar y elegir el mejor precio", explica Maciá. Para conseguir una buena visibilización en las redes sociales necesitaremos invertir en publicidad y esto puede llegar a costarnos entre 1.200 y 2.000 euros al mes.

Queda muy bonito decir que hemos facturado 1.000 euros cuando podemos haber invertido 999 en publicidad

El experto en SEO de Webpositer, Luis M. Villanueva, apunta que, aunque la inversión de entrada no sea tan grande como en otras formas de negocio, el problema llega a la hora de difundir y promocionar los productos. "Queda muy bonito decir que he facturado 1.000 euros, cuando podemos haber invertido 999 en publicidad y solo haber ganado 1 euro", explica.

Otro de los problemas del dropshipping son las devoluciones de productos. "Corres el riesgo, si no has llegado a un acuerdo con el proveedor, de tenerte que comer tú todos los productos que los compradores han devuelto", señala. "Y si nuestro proveedor es Ali Express, ponte tú a contactar con ellos para devolverles toda la mercancía", agrega.

A las conclusiones que llegamos es que para conseguir una buena base de ingresos pasivos es necesario mucho esfuerzo y constancia para diferenciarnos de la competencia. Y aquí es donde entra en juego el SEO.

El SEO es la optimización en motores de búsqueda, y trabajarlo implicará que nuestro negocio tenga más visibilidad que los de la competencia. Según Villanueva, una de las claves para colocarnos en las primeras opciones de búsqueda pasa por ofrecer un contenido de calidad y evitar la duplicidad.

"Uno de los casos que nos encontramos a menudo en los comercios electrónicos es que ofrecen espacios donde solo muestran la imagen del producto y el botón de comprar, sin mostrar ninguna información", señala.

Villanueva hace hincapié en la necesidad de publicar contenido original y de calidad. "Muchas webs suelen coger el contenido que ofrece el vendedor original y lo copian directamente a su portal, con el texto repetido", explica. La mala práctica en la creación de contenidos puede penalizar la página web y conllevar a una pérdida de visibilidad en los buscadores, lo que pone de relieve que hay que cuidar todos los aspectos de un comercio online, incluso lo que a primera vista parece tener menos importancia.

La mejor opción es ofrecer un contenido de calidad y original

"Quizás no vendas mucho anunciando una sandwichera, pero si le muestras al cliente una tabla comparativa entre las diferentes sandwicheras del mercado o le ayudas a elegir la mejor, entonces sí es posible que acabe pinchando en la tuya, explica. "Muchos usuarios que comienzan aplican estrategias extremas y quieren escalar lo más rápido posible, pero la mejor opción es mantener un ritmo pausado, dotar de calidad al contenido y, sobre todo, ofrecer algo original", sentencia el experto.

En Internet todo suma y resta. La fórmula secreta no existe. Miles de tiendas online abren cada hora, lo que demuestra que gracias a la red las barreras de acceso a un mercado inimaginable hace unos años se han reducido. Lo difícil ya no es entrar, sino mantenerse en pie sobre el ring el tiempo suficiente.