La ONG ecologista Sea Shepherd ha publicado un vídeo sobre la caza de ballenas realizada por los japoneses en 2008, tras levantarse una orden de supresión por parte del Gobierno australiano.

Las imágenes grabadas por las autoridades australianas en la Antártida muestran como las ballenas son cazadas con arpones y arrastradas hacia el barco nipón, que supuestamente las captura con fines científicos.

"El Gobierno australiano ha suprimido estas imágenes por años. La principal razón que lo justificaba era que las imágenes de esta matanza horrible iba a dañar las relaciones diplomáticas con Japón", comentó el director de Sea Shepherd Australia, Jeff Hansen, en un comunicado.

 

"El Gobierno australiano eligió ponerse de lado de los cazadores furtivos en lugar de defender a las ballenas del Océano Antártico", recalcó Hansen.

Sea Shepherd asegura que la cacería de las ballenas se realizó en un santuario de cetáceos en donde son perseguidas hasta que estos mamíferos agotan sus energías para después dispararles arpones explosivos que envía metralla a través de su cuerpo sin dejarle capacidad de escapar. "Toma mucho tiempo hasta que muere la ballena. Es salvaje", sentenció.

Japón detuvo la caza de ballenas en la Antártida durante unos meses hasta que a finales de 2016 lo retomó tras introducir cambios en el programa, incluida una reducción en el volumen de capturas.