La vacuna de Pfizer y BioNTech contra el coronavirus se ha convertido este jueves, 31 de diciembre, en la primera en recibir la validación de la OMS para su uso de emergencia desde que estalló la pandemia.

Así lo ha indicado la propia Organización Mundial de Salud en un comunicado, justo cuando se cumple un año desde que la agencia alertó de los primeros casos de una "neumonía vírica" de origen desconocido en Wuhan, China.

"Expertos regulatorios de todo el mundo han revisado los datos de seguridad, eficacia y calidad de la vacuna de Pfizer / BioNTech", ha indicado el organismo a través de Twitter, donde ha confirmado que estos han constatado que el fármaco cumple "los criterios imprescindibles de seguridad y eficacia y que los beneficios de usarla para abordar la enfermedad compensan los riesgos potenciales".

 

De acuerdo con la OMS, este "listado para uso de emergencia" abre la puerta a que los países aceleren sus propios procesos de aprobación y administración de la vacuna. Asimismo, permite a UNICEF y a la Organización Panamericana de la Salud distribuirla en aquellos países que lo necesiten.

Un paso "muy positivo" hacia el acceso global a las vacunas contra la COVID-19, según ha incidido la doctora Mariângela Simão, subdirectora general de Acceso a Medicamentos, Vacunas y Productos Farmacéuticos de la OMS, que no obstante ha recalcado la necesidad de un "esfuerzo global todavía mayor" para lograr que las dosis lleguen a los grupos más vulnerables en todo el mundo.

"Es de vital importancia que aseguremos el suministro crítico necesario para servir a todos los países del mundo y detener la pandemia", ha aseverado Simão