La Fiscalía de Roma ha abierto una investigación por amenazas tras la aparición de un muñeco con el rostro de la joven activista Greta Thunberg colgando de un puente de la ciudad.

Virginia Raggi, la alcaldesa de Roma por el partido Movimiento Cinco Estrellas, ha denunciado lo ocurrido a través de su cuenta de Twitter junto a la imagen del maniquí.

"Esto es vergonzoso. Toda mi solidaridad y la del Gobierno con ella y su familia. El compromiso climático no se detiene", ha apuntado en la publicación.

 

Como se aprecia en la imagen difundida por la regidora, el muñeco tiene dos trenzas y está vestido con bolsas de basura de color amarillo. Además, según apunta AFP la marioneta tenía un cartel pegado que decía "Greta es tu dios".

Por su parte, Nicola Zingaretti, líder del Partido Demócrata ha condenado "la violencia macabra" que supone llevar a cabo una acción de estas características.

No es el único ataque que ha sufrido

La lucha contra el cambio climático ha llevado a la joven activista sueca a sufrir varios ataques y críticas. El último fue el de un locutor de radio brasileño llamado Gustavo Negreiro, que aseguró que a Greta Thunberg le hacía "falta sexo".

"Si no le gustan los hombres, entonces que se junte a una lesbiana, pues está necesitando sexo porque es una histérica mal amada", así se dirigió el periodista a la joven, unas declaraciones que le costaron el despido.

Mientras, el diputado brasileño Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente, publicó en redes sociales una fotografía falsa en la que aparecía Greta Thunberg comiendo dentro de un tren ante la atenta mirada de niños africanos.

En España, Vox también se sumó a las críticas a la joven, asegurando que es "una impostora y una niña marioneta". "Se dedica a viajar a cuerpo de rey por todo el planeta culpándonos de que el 90% del plástico en los océanos sea tirado por asiáticos y africanos", señaló el partido en su cuenta de Twitter.