Ciencia y tecnología

Tres de cada diez personas utiliza el móvil mientras hace sus necesidades

Tres de cada diez personas utiliza el móvil mientras hace sus necesidades

Llevar el teléfono móvil al baño: una nueva costumbre antihigiénica y peligrosa para la salud

Un nuevo estudio revela los peligros para la salud de llevar el teléfono móvil al servicio. Expertos advierten de la propagación de bacterias y enfermedades de utilizar los teléfonos en baños públicos y aconseja cómo desinfectar el aparato.

Originales baños públicos masculinos.
Originales baños públicos masculinos. | agencias

Leer correos, navegar por Internet, responder mensajes de Whatasapp o incluso acceder a redes sociales son algunos de los pasatiempos de algunos trabajadores al ir al servicio en el trabajo. Expertos advierten de los peligros que esta nueva costumbre trae consigo. Así explican que en un baño público proliferan de forma habitual gérmenes que pueden derivar en enfermedades. Según un estudio internacional de Rentokil Intial, una compañía dedicada a la higiene ambiental, un 33% de los encuestados utiliza su móvil en el baño del trabajo.

Tras llevar a cabo la investigación se deduce que llevar el smartphone al servicio aumentaría la propagación de bacterias y enfermedades por la oficina. Además, Paloma Cornejo, dermatóloga advierte de la propagación de bacterias y enfermedades porque "al tirar de la cadena sin bajar la tapa se producen miles de salpicaduras, si después de ello cogemos el móvil pasaríamos todas las bacterias al teléfono y, aunque luego se laven las manos, el dispositivo ya estaría contaminado".

Esto podría explicar el aumento de resfriados y demás infecciones en el entorno de la oficina, puesto que una bacteria se puede multiplicar en más de 8 millones de células en menos de 24 horas y las manos de los trabajadores podrían por ello entrar en contacto con 10 millones de bacterias al día.

La Doctora Lisa Ackerley, experta en higiene ambiental por la CharteredInstitute of EnvironmentalHealth del Reino Unido aporta que "manipular un teléfono o un periódico en el baño puede parecer un buen pasatiempo, pero el peligro reside en que los gérmenes se transfieren fácilmente de las manos sin lavar a los objetos que se utilizan de forma rutinaria durante todo el día. Los gérmenes también se dispersan rápidamente por el aire cuando se tira de la cadena, por lo que un smartphone que está cerca de la taza de baño es fácilmente contaminable”.

Además, aconsejan que para desinfectar el móvil, acto que se debería hacer de manera periódica, lo ideal sería utilizar un trozo de algodón con alcohol y pasarlo por el mismo.

Agencias | Madrid | 07/11/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.