El dron Ingenuity de la NASA que acompaña al rover Perseverance en su misión en Marte ha captado unas imágenes que muestran un intrigante terreno que podría dar lugar al inicio de una revolucionaria investigación. El equipo científico del proyecto se encuentra en estos momentos estudiando con detenimiento las instantáneas del cráter Jezero, que revelan que hace más de 3.500 millones de años pudo haber un lago que albergase vida.

"Posiblemente, la vida microbiana podría haber vivido en Jezero. De ser así, se pueden encontrar signos de sus restos en el lecho del lago o en los sedimentos de la costa", ha indicado la NASA en su página web, donde añade que "los científicos estudiarán cómo se formó y evolucionó la región, buscarán signos de vida pasada y recolectarán muestras de roca y suelo de Marte que podrían preservar estos signos".

Además, desde el perfil oficial del rover Perseverance de la NASA, que aterrizó en Marte el 18 de febrero de 2021 para realizar una exploración del planeta, han publicado un tuit en el que muestran las imágenes captadas en la zona donde pudo haber un lago. Las instantáneas fueron tomadas por un dron "extremadamente valioso" para los investigadores, ya que "proporciona imágenes de alta resolución del terreno", tal y como afirma Olivier Toupet, uno de los conductores del rover.

 

En este vídeo también se pueden ver imágenes captadas por el dron de rocas "que parecen adoquines del jardín" y que podrían revelar información sobre el lago que pudo haber en Marte.

 

El cráter Jezero se encuentra dentro de la región Isidis Planitia de Marte, donde el impacto de un antiguo meteorito dejó un gran cráter de unas 750 millas (1.200 kilómetros) de ancho. Este evento se conoce como 'Impacto de Isidis' y cambió para siempre la roca en la base del cráter. Fue un impacto posterior de un meteorito más pequeño el que creó el cráter Jezero dentro de la cuenca de impacto de Isidis.

Los científicos, tal y como subraya la NASA, creen que "estos eventos probablemente crearon entornos amigables para la vida". "Hay evidencia de un antiguo río que fluye hacia Jezero, formando un delta que ha estado seco desde hace mucho tiempo. Por tanto, es probable que el cráter Jezero haya sido habitable en el pasado", afirma. De esta forma, la misión Mars 2020 abriría paso a una importante investigación sobre la posibilidad de que hubiese vida en el planeta hace millones de años.

Será el próximo miércoles 21 de junio cuando la NASA informará de los primeros resultados científicos del rover Perseverance desde el Laboratorio de Propulsión a Chorro en el sur de California, donde se gestiona la misión del rover Perseverance Mars 2020. La sesión informativa podrá seguirse en directo en el canal de televisión de la NASA, así como en su página web.