Un iceberg de unos 1.582 kilómetros cuadrados, unas cinco veces el tamaño de la isla de Malta, se ha desprendido de la plataforma de hielo Amery, una de las más grandes de la Antártida.

El nuevo iceberg, denominado D28, se desprendió totalmente de esta plataforma ubicada al este de la Antártida el pasado día 25 de septiembre, según indicó este lunes Copernicus, el programa de observación de la tierra de la Unión Europea en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA), a través de Twitter.

 

Dos imágenes capturadas por el satélite Sentinel-1 muestran como, el 20 septiembre, se apreciaba una grieta en Amery, mientras que cinco días después, el iceberg se había separado por completo de la plataforma de hielo.

Este proceso es parte del ciclo normal de los casquetes polares, explica la glacióloga Helen Fricker, de la Universidad de California, que desvincula este evento del cambio climático. La capa de hielo, precisa, es una extensión de los glaciares que fluyen desde la tierra hasta el mar y esta debe perder masa para mantener su equilibrio.

De acuerdo con la científica, el iceberg D28 tiene 210 metros de espesor y contiene 315.000 millones de toneladas de hielo.

Según informa la BBC, esto lo convierte en el más grande que haya producido la plataforma Amery -la tercera más grande de la Antártida- en los últimos 50 años. Debido a su enorme tamaño, será necesario monitorizar su desplazamiento para evitar que suponga un peligro para la navegación.