La orden ejecutiva de Donald Trump contra la red social TikTok no afectará a 'League of Legends' (Riot Games) ni 'Fortnite' (Epic Games). La empresa Tencent Holdings, propietaria de Riot en un 100% y de Epic en un 40%, es también dueña de la aplicación de mensajería WeChat, que sí se verá perjudicada por el decreto presidencial, según informa Europa Press.

El veto comercial del presidente estadounidense prohíbe cualquier transacción con las empresas chinas ByteDance, poseedora de la red social TikTok, y Tencent a partir del 20 de septiembre de este año. Este decreto no tendrá efecto sobre las desarrolladoras de videojuegos norteamericanas, según informaba la semana pasada Los Angeles Times.

La drástica decisión tomada por el máximo mandatario norteamericano preocupaba a las empresas de ocio electrónico, ya que podría haber afectado a las microtransacciones en los videojuegos. Tanto 'League of Legends' como 'Fortnite' presentan un modelo de negocio free-to-play, en el que se puede progresar sin necesidad de gastar dinero, pero ofrecen la opción de adquirir aspectos cosméticos para la personalización de los jugadores.

La Casa Blanca confirmó a LA Times que la decisión tomada por Trump solo afecta a las transacciones realizadas con WeChat, la aplicación de mensajería de Tencent más utilizada en China, por lo que los jugadores podrán seguir realizando compras en las plataformas de los juegos sin problema.

La prohibición supone un nuevo capítulo en la guerra comercial entre EE.UU. y China, en el que la potencia americana acusa al gigante asiático de espiar a la ciudadanía estadounidenses con sus aplicaciones móviles. Trump asegura que el gobierno chino estaría consiguiendo información a través de los millones de descargas de la aplicación de moda.

 

Microsoft, interesada en adquirir TikTok

Trump lleva meses hablando del peligro de TikTok, acusando a la aplicación de estar haciéndose con datos personales de los ciudadanos de su país. Por ello, la única alternativa a la total prohibición de la red social en EE.UU. pasa porque una compañía estadounidense se haga con los derechos de la aplicación en el país, de manera que se asegure la privacidad de los datos personales.

Microsoft ya ha manifestado su intención de comprar la aplicación para "realizar una completa revisión de la seguridad" de la misma, según se explica en el blog corporativo de la empresa, tras las conversaciones mantenidas entre su CEO, Satya Nadella, y Donald Trump. Según el dirigente de la compañía, las discusiones al respecto podrían tener una respuesta "a más tardar, el 15 de septiembre".

Por su parte, la empresa Facebook ha lanzado en los últimos días Reels, la respuesta a TikTok desde Instagram, en previsión de que la prohibición referente a la red social no sea revocada.