Un estudio realizado la 'Providence Health Care' de Whasington ha mostrado mediante gráficos la importancia de la mascarilla para evitar la propagación de gotas salivares.

El estudio no se centra en la expansión del coronavirus, pero sí de las pequeñas bacterias que residen en nuestra boca y garganta mediante gotas salivares, por las que se propaga fundamentalmente el coronavirus.

En diferentes gráficos, el estudio muestra la expulsión de partículas transmisoras con simples estornudos o con un pequeño ataque de tos. Incluso, muestra cómo una bacteria puede transmitirse simplemente hablando o cantando durante un minuto.

 

La distancia también es otro de los elementos fundamentales en la transmisión. De hecho, el estudio muestra cómo a menos de un metro y sin mascarilla un ataque de tos pues provocar una expansión importante de la bacteria a menos de un metro de distancia. La emisión de partículas se reduce a más de la mitad con el doble de distancia, pero con mascarilla es nula en ambos casos.