La falla de Averroes, en el Mar de Alborán (situado entre la costa sur de España y la del norte de Marruecos), tiene más potencial para generar tsunamis de lo que se pensaba hasta ahora, según un informe del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. El estudio, publicado en la revista científica 'Scientific Reports', analiza las consecuencias que podría tener un tsunami provocado por esta falla activa y alerta de que se deben revisar los sistemas de prevención.

En el estudio se develan las zonas costeras próximas que podrían verse inundadas, así como la magnitud que podría alcanzar esta inundación en cada punto. Entre estos lugares podría verse afectada la zona de Campo de Dalías y el pueblo de Balerma, situados en la provincia de Almería. También, dependiendo de la trayectoria, llegaría a la costa malagueña y en la costa marroquí, en lugares como el cabo Ras Tarf, Punta Negri y el nuevo puerto de Nador.

Los antecedentes de un hecho similar en la zona se remontan al año 365, cuando pudo haber sido el último terremoto generado por esta fractura, según el estudio, que analiza la actividad de la falla de los últimos 124.000 años. Ferrran Estrada, experto del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) explica a Europa Press que la falla de Averroes presenta, en su extremo noroeste, "un salto vertical de hasta 5,4 metros", lo que "habría generado un terremoto de magnitud 7".

Graves consecuencias

La simulación de escenarios posibles en caso de un nuevo episodio sísmico en la falla arroja graves consecuencias para las zonas afectadas: "Las olas gigantes pueden representar una amenaza para las poblaciones costeras, dañar infraestructuras marinas y terrestres, y provocar una crisis económica y medioambiental", alerta Estrada.

Las olas generadas podrían alcanzar los seis metros de altura y tan solo tardarían en llegar a la costa entre 21 y 35 minutos

En estos posibles escenarios las olas de tsunami se propagarían en dos ramales principales e inundarían sectores densamente poblados de la costa sur de España y del norte de Marruecos. Las olas generadas podrían alcanzar los seis metros de altura y tan solo tardarían en llegar a la costa entre 21 y 35 minutos, según los cálculos del equipo de investigadores del CSIC.

Reevaluación de los sistemas de alerta temprana

Con este hallazgo no pretenden la alarma social, sino que se tengan en cuenta "para la reevaluación de los sistemas de alerta temprana" de estos fenómenos, explica Ferrran Estrada. El experto precisa que son episodios demasiado rápidos para que los sistemas de alerta temprana actuales funcionen con éxito y que, a su juicio, los resultados de este estudio son "vitales para mejorar las medidas de planificación encaminadas a la mitigación del impacto de un posible tsunami".

Hasta la fecha, se creía que los tsunamis se originan por la actividad sísmica de las fallas normales e inversas y que las fallas de salto en dirección, que son las que separan bloques que se desplazan lateralmente, no eran agentes desencadenantes de estos fenómenos, explica el CSIC y añade que ahora "deben tenerse en cuenta" para la reevaluación de los sistemas de alerta temprana de tsunamis".