Este jueves, Facebook y las redes sociales que pertenecen a la compañía de Marc Zuckerberg, WhatsApp e Instagram, sufrieron una caída a nivel mundial que duró unas seis horas. En España, por ejemplo, el servicio dejó de funcionar hacia las 17:30 horas y se reanudó, aunque con algún parón, hacia las 00:00 horas.

Desde la compañía ya han emitido un comunicado en el que explican que la causa de la interrupción de los servicios no tuvo nada que ver con un ataque informático, sino con gestiones de la red con la que trabajan a nivel interno. "Hemos detectado que lo que causó el problema fue un cambio de configuración en los routers centrales que coordinan el tráfico de la red en nuestros centros de datos", han explicado al respecto.

De hecho, la periodista Sheera Frenkel -citando a fuentes de la propia empresa- indicó hace unas horas que algunos trabajadores no pudieron acceder a los edificios de la compañía porque el problema en la red interna también afectó a las tarjetas de identificación que utilizan para acceder.

Así, han asegurado que el problema no tuvo nada que ver con un ataque y han insistido en que no tienen "evidencias de que los datos de los usuarios se hayan visto comprometidos" durante "este tiempo de inactividad".

En definitiva, apuntan a un problema en el BGP (border gateway protocol'), que es el protocolo que sirve para indicar dónde se encuentran las 'direcciones' de las redes y cómo encontrarlas. Sin esta especie de caminos, no hay forma de lograr que la conexión se efectúe de manera correcta.

En el mismo comunicado se han disculpado con todos los usuarios y empresas que se vieron afectados por los problemas de conexión. Asimismo, han señalado que los equipos continúan trabajando para tener más información sobre lo que sucedió ayer y para lograr que "la infraestructura sea más resistente".

En la misma línea se pronunciado el responsable del departamento de tecnologías, Mike Schroepfer, que ha querido pronunciar sus "más sinceras disculpas a todos los afectados por las interrupciones de los servicios".

Este problema, sumado a las publicaciones de las últimas semanas en la prensa estadounidense -que apuntan a prácticas algo inmorales dentro de la compañía- han hecho que Facebook se desplome en bolsa y su consejero delegado pierda unos 5.900 millones de dólares en tan solo un día. Y es que, 'The Wall Street Journal' ha publicado el testimonio de un ex alto directivo que asegura que la empresa cuenta con informes sobre lo perjudicial que el uso de algunas redes sociales, sobre todo para los más jóvenes.