Son muchos, muchísimos, los fenómenos que ocultan los mares y océanos de la Tierra y que nos quedan por descubrir. En este sentido, uno de los ejemplos más claros lo hemos conocido hace poco. Se trata de un hallazgo tan interesante como siniestro: una especie enorme del 'Bathynomus raksasa'.

Sí, como lo lees, una cucaracha. Un equipo de investigadores dirigido por el jefe del Museo de Historia Natural Lee Kong Chia, Peter Ng, de la Universidad Nacional de Singapur, ha realizado numerosos descubrimientos en las profundidades marinas en las últimas dos semanas que han ido exponiendo.

Según ha explicado el portal 'Gizmodo', En total, los investigadores han registrado más de 12.000 animales que habitan en las zonas más profundas del océano, dando con hasta 800 especies diferentes que van desde las medusas hasta los peces, cangrejos y gusanos. Además, han hallado 12 nuevas especies. Y entre ellas, claro está, aparece la 'Bathynomus raksasa'.

Esa criatura es un isópodo, el orden más diverso de crustáceos conocidos comúnmente como cochinillas. En numerosas ocasiones los científicos se refieren a estos animales como “cucarachas marinas”. En este caso, además, estaríamos hablando de una "cucaracha" gigante, puesto que puedee llegar a los 50 centímetros, tal y como se puede observar en las imágenes.

Para realizar estos descubrimientos, el equipo de Peter NG se sirvió de varias herramientas de exploración de aguas profundas, puesto que el espacio que se usó para la investigación y el muestreo de la zona tiene una profundidad mediad e 800 metros, estando la zona más profunda a 2.100 metros.