La farmacéutica Eli Lilly ha suspendido los ensayos de su terapia experimental con anticuerpos contra el coronavirus, apenas unos días después de que Donald Trump alabara el tratamiento y el laboratorio solicitara una aprobación de emergencia.

La empresa alude a razones de "seguridad", después de que la Junta de Vigilancia de Seguridad de Datos (DSMB) recomendase la pausa del ensayo, patrocinado por el Instituto nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos.

"Lilly apoya la decisión independiente de la DSMB de garantizar con cautela la seguridad de los pacientes que participan en este estudio", ha señalado la compañía en un comunicado remitido a la 'CNN'.

Una decisión que llega después de que, el martes, [[LINK:INTERNO|||Video|||5f85419d7ed1a84f6dc5d11b|||Johnson & Johnson]] anunciara la suspensión "temporal" de las pruebas en fase 3 de su vacuna contra el coronavirus, debido a la "enfermedad inexplicable" de uno de sus voluntarios.

El tratamiento combinado de anticuerpos monoclonales de Eli Lilly se está probando en centenares de enfermos hospitalizados con COVID-19, comparado con la administración de un placebo y del antiviral Remdesivir.

La suspensión por "una potencial preocupación de seguridad", según correos electrónicos intercambiados entre funcionarios del Gobierno estadounidense y los investigadores, citados por el 'New York Times', conlleva una pausa en la incorporación de nuevos pacientes a las pruebas para "extremar la precaución", si bien las pausas en ensayos con terapias de este tipo no son inusuales.

La terapia de Eli Lilly es similar a la desarrollada por la empresa Regeneron, que le fue administrada a Trump durante su propia infección por coronavirus. Tras abandonar el hospital, el mandatario elogió ambos tratamientos.

"Regeneron, lo veo como una cura, no solo una terapia. Lo veo como una cura porque yo lo tomé y Eli Lilly tiene un gran fármaco", afirmó el presidente, que asimismo dijo que esta última farmacéutica "tiene algo muy comparable, es fenomenal".

Trump señaló que su Administración iba a a mandar el cóctel experimental de Regeneron y el de la farmacéutica Eli Lilly "a todos los hospitales" de EE.UU: "Voy a conseguir que los aprueben realmente muy rápido", subrayó.

Ambas empresas solicitaron la aprobación de emergencia de sus medicamentos con anticuerpos por parte de la FDA. "Tengo la autorización de emergencia preparada y vamos a tener que firmarla ya. Y vamos a ponernos bien, se van a poner muy rápido", aseguraba Trump la semana pasada.