Lejos de prejuicios, la homosexualidad es un comportamiento habitual en el reino animal y así lo demuestran las imágenes que un fotógrafo ha captado en Reino Unido. Según recoge el medio 'Independent', el fotógrafo Russ Bridges se encontraba en el parque natural de Yorkshire cuando vio la escena.

De repente, un león macho saltó sobre otro y comenzó la relación sexual. Todo mientras una leona estaba tumbada sobre la hierba al lado de ambos. Bridges ha explicado que quienes contemplaron el momento rieron y que a pesar de que los animales se mostraban, aparentemente, agresivos entre sí, "era un juego".

El propio fotógrafo ha reconocido que normalmente cuando intenta hacerles fotos, los leones permanece inmóviles e incluso llegan a dormirse. Sin embargo, en esta ocasión, ha sido muy diferente.