Investigadores de Estados Unidos han detectado nuevas variantes de coronavirus en el estado de Ohio, según un estudio preliminar de la Universidad de Ohio State, que señala que una de ellas tiene una mutación idéntica a la de la cepa británica, aunque probablemente surgió en EEUU.

Dicha variante ha sido descubierta en un paciente de Ohio, por lo que los científicos de momento desconocen su prevalencia entre la población.

No obstante, los investigadores han seguido la evolución de otra cepa estadounidense que ha sufrido tres mutaciones genéticas que no se habían observado juntas hasta ahora en el virus causante de la COVID-19.

Esta última se ha convertido en la cepa dominante en la capital del estado, Columbus, en cuestión de semanas. Según indica la citada universidad en un comunicado, "es probable que las mutaciones en la cepa Columbus hagan que el virus sea más infeccioso, lo que facilita su transmisión de persona a persona".

"Esta nueva cepa Columbus tiene la misma columna vertebral genética que casos previos que hemos estudiado, pero estas tres mutaciones representan una evolución significativa", ha indicado el líder del estudio, el doctor Dan Jones, que asegura que este cambio "no vino de las ramas del virus de Reino Unido ni Sudáfrica".

"La gran pregunta es si estas mutaciones harán que las vacunas y terapias actuales sean menos efectivas", ha apuntado por su parte Peter Mohler, coautor de la investigación, que no obstante sostiene que por ahora no hay datos que indiquen que las mutaciones tendrán un impacto sobre la eficacia de las vacunas.

El experto señala que es importante "no sobre-reaccionar ante esta nueva variante hasta que tengamos datos adicionales". "Tenemos que entender el impacto de las mutaciones en la transmisión del virus, la prevalencia de la cepa en la población y si tiene un impacto más significativo en la salud humana", ha señalado.

Por su parte, Jones ha recordado que los virus mutan y evolucionan de forma natural con el paso del tiempo, pero advierte de que "los cambios observados en los dos últimos meses han sido más prominentes que en los primeros meses de la pandemia".