La organización WWF ha denunciado la destrucción del glaciar Pitztal, en los Alpes austriacos, cuyo fin es la ampliación de la pista de esquí de Wildspitzbahn. Una intervención masiva que ha llegado a raíz del aumento de la demanda de turismo de invierno.

 

En las imágenes puede verse cómo múltiples palas excavadoras trabajan directamente sobre el hielo del glaciar, situado a más de 3.000 metros de altitud. Al mismo tiempo, las máquinas quitanieves crean las nuevas pistas redistribuyendo la nieve.

El ecologista paisajista de WWF Josef Schrank ha criticado en el medio austriaco 'Kurier' la carrera constante por atraer a cuántos más turistas 'de invierno' posibles y ha señalado que esta obra es un síntoma de un problema mayor.

Desde la ONG, han pedido que se protejan todos los glaciares, gravemente amenazados por el calentamiento global.