Muchos turistas que visitan este templo de Bali, conocido como Las Puertas del cielo de Lempuyangm, llegan a esperar varias horas de cola para llegar al espectacular lugar. Sin embargo, cuando por fin logran su objetivo, muchos de ellos, terminan decepcionados, y es que, según critican, se esperaban otra cosa.

La periodista búlgara Polina Marinova ha sido la encargada de dar a conocer este fraude, que para muchos, existe alrededor del lugar. Aunque el templo es espectacular por sí solo, los filtros que usan los 'insatagramers' y 'youtubers' en las imágenes que suben a sus cuentas en redes sociales 'maquillan' la realidad.

 

Y es que el templo, que en la mayoría de fotografías aparece con un reflejo en su suelo provocado, a simple vista, por agua, en realidad, no está rodeado de ésta sino de asfalto. Un hecho que desilusiona a los turistas ya que quita una parte de la 'majestuosidad' del lugar.