Europa Central ha pasado por una gran sequía este verano. Una parte del río Elba se ha secado y han aparecido las conocidas como 'piedras del hambre'.

El río comienza en la República Checa, cruza Alemania y desemboca en el Mar del Norte. Sus bajos niveles de agua han dejado al descubierto estas peculiares piedras.

Las 'piedras del hambre' | EFE

En la localidad checa de Decín, cerca de la frontera con Alemania, nos podemos encontrar con una docena de ellas. Estas piedras fueron colocadas para marcar los bajos niveles de agua, la más antigua data de 1616.

Las 'piedras del hambre' | EFE

Esta última está considerada como el monumento hidrológico más antiguo de Europa Central. En ella podemos ver una inscripción cincelada en alemán que dice: "Cuando me veas, llora".

Loa antiguos habitantes de la zona, consideran las 'piedras del hambre' como una señal de mala suerte. Les avisaban de que venían tiempos difíciles.