Hace 50 años que el ser humano no pisa la Luna, pero su vuelta podría estar más cerca de lo que puede parecer. La NASA ha anunciado que piensa repetir la misión y que, esta vez, los astronautas se queden allí.

2024 es la meta que se ha marcado para este objetivo pero, ¿es posible realmente vivir en la Luna?

"La idea es realmente explorar los recursos que hay en la Luna y ver si con esos recursos la sostenibilidad de las misiones es posible", explica Sandra Martínez, coordinadora de procesamiento científico y archivo de la ESA, ante la duda de si es factible o no esta futura misión espacial.

No obstante, existen muchos inconvenientes que dificultarían la vida en el satélite. "El vacío obviamente es lo más importante. La superficie externa de las cosas se calienta mucho por el sol porque le pega 14 días seguidos. Y el polvo lunar, parece que no, pero es extremadamente fino y además, cortante", explica Pedro Duque, ministro de Ciencia en funciones.

Si estos retos se llegasen a superar, la Agencia Espacial Europea comenzaría a maquinar una colonia en la Luna a medio plazo con unas instalaciones como las que se pueden ver en el vídeo que acompaña estas líneas.

"Diez personas en 2030, 100 en 2040, tal vez el primer bebé nazca en Luna en 2040", explica Bernard Boing, director del grupo interestelar lunar de la ESA.

La llegada a la Luna por segunda vez podría traer consigo grandes avances como el que expone Martínez: "Intentar usar la Luna como una plataforma de lanzamiento, porque la gravedad es mucho menor, con lo cuál se necesitaría menos combustible para poder hacer ese lanzamiento".

Un objetivo que se suma a otro también de lo más atractivo: colonizar Marte. Pero, según indica Duque, "nuestra nave espacial, que es la Tierra, es donde tenemos que poner nuestros primeros esfuerzos". Misiones y objetivos que no pueden despistar a las personas de los problemas existentes en el mundo terrestre.