Con el avance de la tecnología, llevar dinero en efectivo a muchos se les antoja algo del pasado. Sin embargo, ya incluso es posible no tener que llevar encima ni la tarjeta ni el móvil para pagar: en Rusia ya pueden hacerlo simplemente con la cara.

Y es que el Metro de Moscú ha implementado un sistema de reconocimiento facial que agiliza todos los trámites a los pasajeros. Allí, tal y como se aprecia en el vídeo que ilustra estas líneas, es posible comprar el billete y cruzar las puertas simplemente mostrando el rostro. "Hago muchos viajes y muchas colas y así es mejor", afirma un usuario del metro moscovita.

Para usar la aplicación, hay que dar la cuenta bancaria, sacarse una fotografía y subirla al sistema, pero tampoco cambiar demasiado de look. En este sentido, el CEO de la empresa que la ha desarrollado, Alexey Cessarsky, admite que la aplicación "tiene limitaciones si llevas maquillaje, cambias de peinado o has adelgazado mucho".

En China ya se usa esta tecnología en algunos supermercados. Los consumidores destacan que les ahorra tiempo y la comodidad de poder hacer la compra sin tener que llevar nada consigo.

El sistema también se emplea ya en Estados Unidos, donde ya se ha traducido en un aumento de las ventas para los restaurantes Cali Burger.