Cara Delevingne se desnuda para la campaña de la organización mundial I’m Not A Trophy ('No soy un trofeo') fundada para luchar y concienciar sobre la terrible caza furtiva que tiene lugar en el continente africano y por la que Cara ha sido nombrada embajadora debido a su conocido su amor hacia los animales y su activa protesta contra la caza deportiva.

En las imágenes, la británica posa completamente desnuda, y deja que el artista decore su cuerpo con imágenes de animales que están en peligro de extinción. "Tengo la intención de ser muy práctica con la organización y haré lo que pueda para ayudar a crear conciencia sobre la caza furtiva y los trofeos de caza que se está produciendo en África", ha explicado Delevingne a la edición americana de Marie Claire.

La organización en su página denuncia la dramática situación en la que nos encontramos: la Tierra ha perdido la mitad de su vida salvaje en los últimos 40 años. "Cara es la genuina personificación de I’m Not A Trophy. Una auténtica mujer que actúa según sus propias reglas. El entusiasmo de Cara y su vivacidad dan energía a nuestro mensaje sobre la protección de la vida salvaje", ha afirmado Arno Eliascon.

Aunque Delevigne haya abandonado las pasarelas para cumplir su sueño de actriz, sigue siendo una de las modelos más influyentes y con enorme poder en redes sociales, por eso ha querido usar su imagen para crear conciencia sobre esta atroz práctica.

“Estoy muy orgullosa de ser embajadora de la organización @imnotatrophy para concienciar sobre los horribles actos de caza furtiva para conseguir como trofeos especies en peligro de extinción", ha escrito Delevingne en su cuenta de Instagram acompañando una de las fotografías.

Las fotografías se han puesto a la venta en forma de pósteres, para así recaudar fondos para la protección de los animales.

Cara Delevigne se desnuda contra la caza furtiva | I'm Not A Trophy