Se cumple el 50º aniversario de la llegada del hombre a la Luna, con la misión Apollo 11 en 1969, y las agencias espaciales vuelven a mostrar interés por llevar una misión tripulada a nuestro único satélite natural. En un inicio, el plan era que este acontecimiento no se repitiese hasta dentro de una década, pero el gobierno de Trump ha pisado el acelerador en la carrera espacial y Estados Unidos ha fijado la fecha para 2024 con la misión Artemis que llevará a la primera mujer y al próximo hombre a la Luna.

En la tercera fase del proyecto, Artemis 3, están trabajando de manera conjunta la NASA y la ESA (European Space Agency), así como otras corporaciones privadas, según han informados fuentes de ambas agencias. La duda está ahora en quién será esa primera mujer en pisar la Luna, un trabajo para el que no faltan candidatas. Estados Unidos quiere que la primera mujer en pisar la Luna sea una de las 12 astronautas estadounidenses que la NASA tiene en activo. Sin embargo, Europa tiene su propuesta clara: Samantha Cristoforetti.

Cristoforetti es una astronauta milanesa de 42 años. Toda una eminencia de la industria. En 2015 batió el récord femenino de permanencia en el espacio, tras pasar 199,7 días en la Estación Espacial Internacional con la Expedition 42. La italiana, que estudió Ingeniería Mecánica y se especializó en propulsión aeroespacial, empezó su entrenamiento en 2009, convirtiéndose en la tercera mujer astronauta en la Agencia Espacial Europea. En la actualidad, es la única entre los 13 astronautas europeos en activo. Además, Cristoforetti es muy conocida en las redes sociales por sus vídeos, en los que muestra cómo es la vida diaria dentro de la Estación Espacial Internacional.

 

Pero los múltiples méritos profesionales de Cristoforetti no le podrán asegurar la plaza. La decisión de quién será la primera mujer en llegar a la superficie lunar también tendrá en consideración cuestiones diplomáticas y de financiación, como han explicado representantes de la ESA. Para valorar si el sueño de enviar a la astronauta italiana es posible, la Agencia Espacial Europea se reunirá el próximo noviembre en Sevilla, en el Space19+. La última vez que tuvo lugar un Consejo Ministerial de la ESA fue en 2009, y de este salieron siete astronautas (entre ellos Cristoforetti), escogidos entre 1.000 solicitudes.