Conseguir ver una 'gloria' desde la Tierra es un acontecimiento muy complicado, pero hacerlo desde el espacio lo es aún más. Sin embargo, eso es lo que ha conseguido el astronauta alemán Alexander Gerst, que compartió en sus redes sociales la imagen de este curioso fenómeno.

 

Este fenómeno atmosférico semejante a un arco iris se forma cuando los rayos del Sol impactan con las gotas de agua provocando que la luz se refracte hacia la persona que está mirando.

En su sitio web, la ESA explica que para poder ver este fenómeno desde la Estación es necesario tener unas condiciones atmosféricas muy específicas. Además, añade a la agencia que "en las altas capas de la atmósfera hay muchos fenómenos de los cuales aún se sabe poco".