La NASA ha publicado unas sorprendentes imágenes de Júpiter capturadas con tres tipos diferentes de luz -infrarroja, visible y ultravioleta- que revelan en detalle características de la atmósfera del planeta como la Gran Mancha Roja -su sistema de tormentas permanente del tamaño de la Tierra-, súper tormentas o ciclones.

Las imágenes en luz visible y ultravioleta del gigante gaseoso fueron captadas por el telescopio espacial Hubble, mientras que la fotografía con luz infrarroja corresponde al telescopio Gemini.

La posibilidad de observar el planeta en diferentes longitudes de onda de luz permite a los científicos obtener información que de otra forma no sería posible obtener.

Y es que Júpiter muestra un aspecto muy diferente en cada una de estas imágenes: así, la Gran Mancha Roja apenas es visible si se aplica luz infrarroja, pero sí se aprecia bien con luz visible y ultravioleta. ¿El motivo? Diferentes elementos son visibles bajo distintas ondas. Si resulta invisible para la infrarroja, es debido a la presencia de nubes densas, lo que permite constatar la existencia de estos fenómenos en el planeta.

Esta no es la única tormenta visible en las imágenes. La conocida como 'Mancha Roja Jr' aparece bajo la luz visible y la ultravioleta, pero no bajo infrarroja. La luz visible muestra un círculo rojo con interior blanco que la infrarroja ni detecta, debido a las nubes que tapan la visión de este tipo de luz y que impiden una nítida visualización.

Otro fenómeno que se aprecia bajo este tipo de luz es una especie de línea brillante en el hemisferio norte. Esta línea -un vórtice ciclónico o una serie de vórtices- se extiende por 72.000 kilómetros. Sin embargo, bajo la luz ultravioleta este fenómeno es apenas visible, fundiéndose con una niebla que dificulta su distinción.

Además de proporcionar una estampa visual espectacular, estas imágenes proveen de información necesaria para conocer más aspectos relativos a la atmósfera de Júpiter. A este respecto, Mike Wong, jefe del equipo de observación y científico de la Universidad de California, indicó que "las observaciones fueron posibles gracias a la ubicación del telescopio dentro de la Reserva Científica Maunakea" y se mostró "agradecido por el privilegio de observar el planeta desde un lugar único tanto por su calidad astronómica como por su significado cultural".

¿La Tierra o Júpiter?

Por otra parte, la sonda Juno captó una imagen del planeta desde 30.000 kilómetros de distancia que ha servido al Real Observatorio de Madrid para comparar a la Tierra con el 'planeta rojo'. A través de otra fotografía tomada del delta del Río Mississippi, se preguntan: "¿Júpiter o la Tierra?". Puedes ver la curiosa similitud entre el paisaje terrestre y el del gigante gaseoso aquí: