Mucho cuidado con las estafas telefónicas: el sector bancario viene alertando desde hace días del conocido como 'SMS Spoofing', es decir, la suplantación de una compañía para perpetrar una estafa mediante mensaje de texto.

El Spoofing consiste en suplantar la identidad de una compañía, entidad o persona para obtener información privada de los usuarios y llevar a cabo fraudes y estafas a través de internet. Recibimos en nuestro teléfono un SMS que, presuntamente, procede de un número seguro y que se identifica como nuestro banco, pidiendo hacer un sencillo trámite.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad: contienen un enlace que nos lleva a réplicas de nuestros portales de banca para robar nuestros datos. Han utilizado un 'alias' para ocultar la verdadera procedencia y darle apariencia veraz, con el nombre de nuestro banco o de Bizum.

"No se puede utilizar su tarjeta. Tienes que activar el nuevo sistema de seguridad web" o "Le invitamos a confirmar rapidamente su informacion para evitar una resticcion o suspension du su cuenta" (sic). Estos son dos ejemplos de mensajes que invitan a seguir enlaces sospechosos y dirigidos a hacerse con nuestra información.

 

Para realizar cualquier trámite has de acceder siempre a través del área de clientes de tu banco, como recomienda el Incibe, y evitar utilizar esta clase de enlaces.

¿Qué hacer si recibimos uno de ellos? Lo mejor es bloquear el número desde el que lo hemos recibido y borrar el mensaje.

 

Para evitar que nos roben nuestros datos con estafas similares, podemos seguir estos pasos que detalla la rama de ciberseguridad de BBVA, una de las compañías afectadas:

  • No proporciones información personal en páginas web a las que has accedido desde un enlace incluido en un email o SMS. Recuerda que las páginas web seguras comienzan siempre por https y muestran un candado cerrado.
  • Sospecha de correos alarmantes y no descargues archivos adjuntos en este tipo de comunicaciones. Revisa detenidamente el remitente y desconfía si contiene palabras o caracteres extraños o faltas de ortografía.
  • Descarga las aplicaciones desde mercados oficiales, como Google Play, App Store, etc.
  • Cambia el nombre de usuario y la contraseña que vienen por defecto en el rúter por credenciales más robustas y seguras.
  • Instala y mantén en funcionamiento un antivirus y un antimalware en tus dispositivos.
  • Mantén siempre actualizados el navegador, las aplicaciones y el sistema operativo.