MÁS DE 150 PAÍSES HAN PARTICIPADO EN LA INICIATIVA

MÁS DE 150 PAÍSES HAN PARTICIPADO EN LA INICIATIVA

Así ha sido la Hora del Planeta 2017: un fundido a negro mundial como gesto contra el cambio climático

Ciudades, empresas y hogares de todo el mundo se han sumado un año más a la iniciativa del World Wide Fund for Nature (WWF) contra el cambio climático de apagar la luz durante un hora, un gesto simbólico que da un respiro al planeta.

El mundo ha apagado la luz durante una hora, por décimo año consecutivo, para recordar que la lucha contra el cambio climático y el despilfarro energético representa uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la humanidad en el siglo XXI.

Más de 150 países participaron en la iniciativa de la Hora del Planeta promovida por la ONG ecologista Fondo Mundial por la Naturaleza (WWF), que ha conseguido establecerse como una cita clásica en el comienzo de la primavera y como la acción global más importante en favor del medio ambiente.

A las 20.30 en punto, el símbolo parisino por excelencia, la Torre Eiffel, apagó por completo la iluminación que la hace visible desde casi toda la capital francesa, incluida la de su potente foco giratorio, ante miles de personas que se habían reunido en la cercana plaza de Trocadero para presenciar el momento.

Pero la Torre Eiffel sólo recogía el testigo de otros edificios emblemáticos que ya habían fundido a negro a lo largo de la jornada, como el Kremlin en Moscú, las Pirámides de Guiza o la Ópera de Sidney, donde se celebró en 2007 por primera vez este evento, con la colaboración de más de dos millones de personas y 2.000 negocios.

"No se trata sólo de una hora, porque todas las horas que siguen cuentan", dijo la presidenta de WWF Francia, Isabelle Autissier, al presentar la ceremonia en París. "Apagamos las luces para decir que sabemos que la cuestión del clima y el cambio climático es una de las más importantes del siglo XXI y que no tenemos derecho a echar a perder este desafío ni conformarnos solo con el Acuerdo de París", que se firmó en diciembre de 2015 para limitar las emisiones de carbono, agregó Autissier.

En muchos lugares, la Hora del Planeta vino acompañada por actividades paralelas como un concierto a la luz de las velas en Lisboa, una carrera "sostenible" de cinco kilómetros en Singapur o la plantación de árboles en Tanzania.

La Hora del Planeta nació "para mostrar a los dirigentes, que a veces son escépticos sobre el tema, que los ciudadanos se sienten concernidos por la alteración climática", según Siddarth Das, director de la iniciativa.

EFE | Madrid | 25/03/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.